La neutralidad de la Red

Que unos contenidos lleguen antes a unas personas que a otras según la
cuota que se pague es la situación que muchos pretenden establecer en
la Red, sobre todo por intereses empresariales.

Esto que puede parecer una falta de derechos y de libertades en una
plataforma que se constituyó como base de la libertad y de la igualdad
de datos es la realidad en la que, sorprendentemente, se debate tanto
en las mesas de instituciones internacionales como en Internet.
Rosa Jiménez Cano, periodista y coordinadora de la comunidad online del diario El País, habló de esto mismo en un artículo
hace ya más de un año que llevaba por título “¿Quién quiere acabar con
la neutralidad en la Red?”. En él hace un símil entre este concepto y
el hecho de que llegue antes el agua a un vecino que a tu propia
casa por pagar tasas excepcionales. Por otro lado, la neutralidad
no tiene nada que ver con la velocidad a la que se cargan los
contenidos, o la mayor o menor contratación de megas o ancho de banda.
Esto no representa ningún tipo de preferencia por las personas a la
hora de que les llegue la información.

El conflicto a favor de la neutralidad de la Red se trata en los
medios y en los Gobiernos a nivel tanto nacional
como internacional desde hace varios años.
En la actualidad es un asunto en boga por los últimos pasos que se han dado tanto en EEUU como en el Parlamento Europeo.

El pasado 20 de noviembre se empezaron a incluir las reglas para
preservar un Internet abierto de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones en sus siglas inglesas) en EEUU. Este hecho les une al resto de países que se engancharon a la defensa de la neutralidad de los que Chile se encuentra a la cabeza por ser el primero en aceptarlo como norma.

En EEUU se ha conseguido después de una lucha de los Demócratas ante
los Republicanos, rama que pretendían frenar la normativa de
la FCC y después de que su presidente, Barack Obama, advirtiera que
vetaría la resolución de los Republicanos.
A esta victoria por la neutralidad de Internet  le ha seguido la declaración del
Parlamento Europeo (PE) del 17 de Noviembre en la que pide a la
Comisión Europea (CE) “que siga de cerca la adopción de toda normativa
nacional en este ámbito y recuerda que la competencia efectiva en los
servicios de comunicaciones electrónicas, la transparencia sobre la
gestión del tráfico y la calidad del servicio y la facilidad para
cambiar de operador son las condiciones mínimas necesarias para la
neutralidad de la Red ”.

Desafortunadamente, no se ha creado una ley a este respecto y los
intereses empresariales son tan altos que la lucha por un derecho
fundamental será aún continuada. El 13 de diciembre el
Consejo de Transportes, Telecomunicaciones y Energía adoptará
conclusiones sobre el Internet abierto y la neutralidad de la Red.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s