-> La idea, que ha suscitado la polémica, pretende vigilar a todo aquel que tenga una Red Social o quiera formar parte de ella.

El Gobierno Chino ha anunciado recientemente que restringirá al máximo el uso de las Redes Sociales para controlar más exhaustivamente a los usuarios. La medida no ha pillado por sorpresa a los habitantes del país y se han mostrado muy indignados.

Este control obligará a los chinos que quieran crearse una cuenta en una de las Redes Sociales que operan en dicho país a aportar datos personales reales, además de aportar datos biográficos que, en teoría, servirán para mejorar el ámbito de estas comunidades que cuentan con millones de internauras.

La decisión no ha sido acatada muy bien por la población ya que, además de vigilar muy de cerca las conversaciones e interacciones entre los usuarios, se controlará a más de 485 millones de personas registradas en Sina y Tencent, comunidades virtuales favoritas en el mundo chino, según ha informado Europapress.

Anuncios