Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (3/3)

géneros argumentativos. Lamono magazine

Géneros argumentativos

En los géneros argumentativos, el periodista expone una tesis sobre un asunto concreto y la razona para tratar de convencer al lector de que tiene razón. Por lo tanto, tres son sus elementos fundamentales: tema, tesis y argumento que la justifica. Esta argumentación se materializa en los textos de opinión.

A pesar de ello, esta argumentación se filtra, en muchas ocasiones, a otros géneros. En el entorno digital la hibridación de contenidos (habitual, sobre todo, entre los géneros dialógicos y los argumentativos) es un fenómeno muy común. Incluso es corriente que la información se yuxtaponga a la opinión.

Esto es algo especialmente palpable en Lamono. Como se ha ido viendo en lo estudiado hasta ahora, la hibridación es continua y constante y hace muy difícil establecer la frontera entre unos géneros y otros, que hemos emplazado aplicando premisas teóricas avaladas tanto en el periodismo tradicional como en el digital, pero que no son absolutas ni únicas y proceden de nuestro más  absoluto criterio subjetivo.

Antes de analizar caso por caso y género por género, es importante no olvidar que los argumentativos son los textos que menos han aprovechado las posibilidades comunicativas de la Red y que, por tanto, menos han evolucionado con respecto a las prácticas de los medios impresos.

EL EDITORIAL

Su rasgo más particular es la autoría corporativa: no viene firmado por el autor en particular, sino que es el medio el que, de manera global, se atribuye la opinión. No es un género común en los cibermedios españoles, excepto quese importe de su edición impresa; en este caso, se mantiene inalterable. Las opciones de interacción se relegan, generalmente, a la mera votación o puntuación del contenido.

En el caso concreto que nos ocupa, no hemos localizado este género.

LA COLUMNA

En Internet encontramos columnas importadas del medio impreso (que presentan un tratamiento similar al editorial) y las creadas específicamente en el digital. A pesar de estar relacionadas con asuntos tratados en las diferentes secciones, suelen agruparse en la de opinión.

Es en esta categoría donde engarzamos los weblogs, a pesar de que muchos autores los consideran ya un género propio, el primero nacido en la Red.

En el magacín analizado, no encontramos tampoco columnas de opinión.Es hasta cierto punto lógico, pues la firma es lo que se suele buscar en ellas y, como hemos comprobado, todos los textos aparecen bajo la autoría compartida. Si bien es cierto esto, también que podrían ser firmadas como se hace con otros textos: con una pequeña acotación tras el cuerpo.

Otras de las cuestiones que barajamos como razón de que no tengan cabida es que incluso los textos informativos aparecen regados de pildoras opinativas, por tanto, quizá no es necesario aglutinar las opiniones en un texto exento.

En cuanto a los weblogs, ya hemos apuntado que la publicación no hace uso de ellos, aunque sí puede considerarse uno en su conjunto por diferentes elementos como su formato o plantilla. Una nota curiosa a este respecto es que el cuadro de “noticias relacionadas” que suelen tener todos los medios aquí se llama “posts relacionados”, utilizando un argot plenamente asociado a estas bitácoras digitales.

EL SUELTO

La sección de opinión acoge también breves textos opinativos que aperecen sin firmar o firmados con un seudónimo: los sueltos. Son muy comunes en la prensa impresa y en la radio pero su ubicación en los medios digitales plantea ciertas dudas.

Tampoco tienen cabida en Lamono.

CARTAS AL DIRECTOR

Las cartas al director, tradicionales en la versión impresa de los diarios, en el medio digital se cuelgan en la sección de Opinión. Se vuelcan con sus contenidos intactos y no se permite que sean un punto de partida para el debate. Son textos de los lectores más elaborados que otras formas de participación que exigen, además, una escrupulosa identificación.

En el caso de esta publicación, es un género que no encontramos en ninguna de sus secciones. A pesar de ello y como se ha venido viendo hasta ahora, las opciones de interactuación y comunicación con la revista son abundantes y por múltiples vías.

CRÍTICA Y RESEÑA

En el medio digital, las críticas no suelen localizarse en una sección específica, sino que se ubican en una u otra en base a su contenido. Generalmente aparecen sin cambios con respecto a la edición impresa y no aprovechan, habitualmente, las posibilidades de la Red.

Este es un género bastante cultivado en Lamono, algo lógico, por otro lado, en una revista cultural. No las encontramos agrupadas en una sección concreta, sino diseminadas a lo largo y ancho del sitio web en base a un criterio temático. Analicemos un caso concreto.

“libro: de tour con los rolling stone”

Crítica en Lamono

Crítica 2

Crítica 3

Crítica 4

Crítica 5

Esta crítica o reseña nos habla de un libro, The Rolling Stones, y se encuadra en la sección “Culture”, subsección “Books”. Aporta datos de la obracomo la editorial, el número de páginas, el contenido (fotografías de los cincuenta años de carrera de la banda), uno de los fotógrafos cuya obra aparece en el libro o escenarios y escenas que en ella se narran. Echamos de menos un pequeño sumario con los datos básicos del libro.

Tiene un lenguaje y una estructura literaria propios de los textos de opinión, con un comienzo con gancho («Quizás aún no es demasiado tarde para aumentar nuestra wishlist navideña») y un agradable final («Una joyita de esas que alegran cualquier estantería»). Ofrece múltiples expresiones con carga opinativa: « la magnífica editorial Taschen», «llenas de fuerza y de simbología» o «una joyita».

Los elementos opinativos de este artículo son:

  • Tema: libro The Rolling Stones.
  • Tesis: merece la pena comprarlo.
  • Argumento: todo tipo de imágenes de la carrera íntegra del grupo, su fuerza y simbolismo y diferentes autores.

En cuanto a otros aspectos del post, el titular aporta varios datos importantes: la palabra “libro” y su propio título (aunque escribe “stone” en vez de “stones”, no sabemos si es un error o tiene algín significado). Podría dar más pistas como la editorial o que está compuesto por fotografías. Se trata de un título-enlace que une el adelanto de la noticia en la sección con el texto íntegro. El teaser sigue el mismo formato que en el resto de ocasiones.

Tamaño del párrafo, justificación, uso de la negrita y color tampoco varían. Del mismo modo que la autoría corporativa y la datación. Las mejoras aplicables se corresponden con las que ya hemos apuntado en el resto de géneros.

Encontramos tres enlaces integrados en el texto: a la web de la editorial, a la del fotógrafo del que se habla en la crítica y un tercero que redirige, de nuevo, a la editorial. Nos parecía muy buena idea que en el mismo artículo se facilitara un hiperenlace para adquirir el libro, pero nos parece redundante y poco útil emplear el hipertexto para redirigir al lector dos veces a la misma web.De forma exenta, encontramos el sistema de etiquetas, que, en este caso, incluye siete.

Las opciones de interactividad son idénticas a las de otros géneros.

Sobre la multimedialidad: siete fotografías de las que aparecen en el libro con la misma disposición que en los anteriores ejemplos. No hay vídeos ni audios.

LA VIÑETA O LA TIRA CÓMICA

La clásica tira cómica de los medios impresos también tiene su hueco en la web: se emplaza en la sección de Opinión y, en muchas ocasiones, se identifica con el nombre del autor.

En nuestro medio digital no hay viñetas.


Utilización de los géneros

Nos es muy difícil ubicar a Lamono en una de las etapas establecidas porSalaverría y Cores por las propias particularidades del magacín que hemos subrayado a lo largo de este análisis. Para extraer una conclusión vamos a repasar qué uso hace de las posibilidades que la World Wide Web pone a disposición del Ciberperiodismo.

Comenzando por el hipertexto, como hemos visto, no hace un uso abundante de él ni excesivamente práctico. No lo utiliza para estructurar por capas las informaciones, sino como elemento complementario a estas. Ofrece algunos enlaces útiles, aunque podría emplearlos de un modo mucho más esclarecedor.

En cuanto a la multimedialidad, ofrece una gran cantidad de fotografías (en consonancia con el formato elegido en la edición impresa) que sería muy difícil incluir en un diario tradicional; no en una publicación cultural, como podemos comprobar en los PDF que ofrece en la web. No hace uso de galerías fotográficas.

La interactividad es, sin duda, el elemento que más aprovecha. En todos susposts tenemos la posibilidad de comentar, acceder a la plataforma Disqus, enlazar con sus redes sociales, compartir el contenido en ellas y suscribirnos a la newsletter.

Por último, la hibridación de géneros es muy elevada, hasta el punto de quela clasificación que de ellos ofrecemos es totalmente personal y revisable. En este apartado, queremos volver a insistir en que muchas de las catalogaciones que hacemos son subjetivas, a pesar de que nos hemos basado en las características que cada uno de los géneros tienen consensuadas. Los reportajes, por ejemplo, presentan una estructura muy similar a las noticias, si bien es cierto que estas no aportan su carga visual, aspecto por el cual nos hemos inclinado en nuestra clasificación. Lamono, a su vez, no ofrece infografía ni foros, pero no nos hemos querido olvidar de ciertas herramientas con una función similar, aunque no sean esos géneros en sí mismos. También es importante señalar que todas las entradas utilizan un lenguaje más cercano a los géneros de opinión que a los informativos; muchas de ellas, de hecho, están plagadas de valoraciones.

Por todo ello, creemos encontrar a Lamono en un estadio a caballo entre la fase de enriquecimiento y la de renovación. No consideramos que supere la primera porque, a excepción de la interactividad, no ofrece gran imbricación con las posibilidades que ofrece Internet, no hace un uso renovado de ellas. Pero creemos que en algunos aspectos alcanza la segunda, por ejemplo, por la gran hibridación de géneros que presenta, algo muy característico de las publicaciones surgidas en la Red. También creemos que algunas notas como el escaso uso de negritas o los párrafos y frases largas se deben más a un intento de dar personalidad al sitio web que a una muestra de obsolescencia digital.


Descubra más sobre los géneros en:

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (1/3)

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (2/3)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s