La accesibilidad en As.com

La accesibilidad web es un punto caliente cuando hablamos del uso de Internet por parte de personas con discapacidad visual. Las páginas web suelen estar pensadas para internautas estándar, es decir, para esa mayoría de la sociedad que dispone de los cinco sentidos. De hecho, a la hora de moverse por la Red, solo dos sentidos entran en juego para esa gente: la vista y el tacto. Evidentemente, el que más preponderancia tiene para un alto porcentaje de la ciudadanía es el primero, con mucha distancia sobre el segundo. Pero ¿cómo mostrar lo que el ojo no ve o, para ser más precisos, no puede ver?

De entrada, hay que mencionar que a los ciegos no nos sirve de nada el ratón. Es más, cuando se puede deshabilitar en los ordenadores portátiles, nos resulta más cómodo, pues así nos aseguramos de no pulsar ningún botón de manera involuntaria e inconsciente que nos entorpezca la navegación. Así, pues, tenemos que sustituirlo por el teclado, y cambiamos vista por oído cuando se trata de explorar una web. Esto lo logramos gracias a los lectores de pantalla, programas de voz que nos verbalizan lo que los videntes perciben sin necesidad de intermediarios y cuyo principal exponente es Jaws. Los problemas surgen cuando las páginas web no piensan en ellos, que por desgracia es lo habitual, ya hablemos de un sitio de ocio o ya, como en este trabajo, de un medio de comunicación deportivo como el Diario As. Además de la navegabilidad, destacamos tres aspectos generales de la navegación para invidentes que se deberían tomar en consideración:

La información no textual, es decir, los logos, diseños, gráficos o las señales basadas en colores, no hay lector de pantalla ni invento alguno que nos permita contemplarla.

Los lectores de pantalla están pensados para verbalizar línea a línea, palabra a palabra, carácter a carácter, etc., de tal modo que hay que estar muy entrenado para comprender con rapidez un fragmento que se salga de lo común, como una dirección web. Por este motivo, la Línea Braille es una herramienta de gran utilidad, pues consiste en un dispositivo que se conecta al ordenador y reproduce por escrito aquello que estamos escuchando para que podamos leerlo con nuestras propias manos.

Si ya es difícil facilitar el acceso a Internet para todos los públicos a través de un ordenador, resulta harto complicado implementar las mejoras tecnológicas en forma de nuevas aplicaciones para móvil, de modo que sobra decir que As.com no es la excepción.

Por ello, nos conformaremos con repasar las características precisas para una navegabilidad óptima con teclado de ordenador deteniéndonos en cada una de ellas para evaluar en qué situación se encuentra la versión web del medio del grupo Prisa:

Que no haya scripts que requieran el uso del ratón. En este sentido, As.com es razonablemente manejable, puesto que podemos acceder a casi cualquier información sin ayuda de otra persona, empleando el teclado. Casi, porque la excepción son los vídeos de AsTV.

Que todas las imágenes, gráficos o tablas vayan acompañadas por una descripción textual. También aquí damos el visto bueno, pero conviene precisar que no es que los redactores piensen en nosotros, sino que el pie de foto de una información o la traslación a texto de lo que se pretende reflejar en una tabla se realizan para los menos duchos en su interpretación y a nosotros nos bastan.

Que no haya que escuchar tediosos menús antes de leer una noticia. Aquí sí echamos en falta una opción que permita saltar al contenido principal: a no ser que nos sirvamos de truquillos de usuario avanzado, tenemos que soportar bastante información intrascendente para ir al grano.

Que los enlaces tengan sentido fuera de contexto. Otra faceta en la que As suspende. Hay pocas cosas más molestas que desplegar el listado y que cada dos o tres links Jaws u otro lector pronuncie unas palabras escuetas que no nos proporcionen orientación alguna de a dónde nos dirigimos. Al menos, no se nos lee “javascript” dentro de un enlace como en algunas páginas.

Que haya los menos marcos posibles. Esto tampoco se da e induce a la desorientación en ocasiones, pues los títulos a menudo no son precisos. Otro apartado a mejorar.

Que las tablas estén bien explicadas. As no se prodiga en ellas, con lo que este apartado no causa contratiempos.

Que los mapas de imágenes sean reemplazados por enlaces redundantes. Dentro de As.com, hay varios enlaces mediante los que acceder a la información de un equipo o una disciplina, así que aprueba.

Que se pueda acceder a una información sin los colores como único guía. As también cumple en esto. Los enlaces pueden ser poco concretos como hemos expuesto, pero al menos existen en gran número y se agradece.

En resumen, la navegabilidad sigue siendo un caballo de batalla constante para los invidentes y a As.com en concreto le queda mucho terreno para divisar unas condiciones satisfactorias, si bien es cierto que muchos firmaríamos que todas las webs llegaran a las cotas mínimas que este diario sí alcanza. No obstante, los mismos redactores son conscientes de la problemática y muestran buena predisposición a intentar avanzar.

 

Autores:

  • Miguel Fernández
  • Álvaro Santamaría
  • Laura Pérez
  • Marta Merino
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s