La linotipia: la edad del plomo

la_linotipia_madrid

¿Qué es y cómo funciona?

Es una máquina que permitía componer los textos de forma mucho más rápida de lo que lo hacían los cajistas. La invención se atribuye al alemán Otto Mergenthaler, en Estados Unidos (1886).

Tenía 16 filas con 6 teclas cada una para transformar los textos en líneas de plomo. El linotipista, al pulsar una tecla, elegía una letra concreta. La matriz o molde de esa letra quedaba libre y salía de lo alto de la máquina donde se encontraba un depósito en el que había dos tipos de letra: negrita y redonda o cursiva y redonda. Después descendía a un depósito común, donde se situaba detrás de las demás letras que conformaban la línea. Cuando la línea quedaba completa, pasaba a una caja de fundición, donde el metal fundido formaba un bloque compacto que constituía una línea de caracteres de imprenta. Tal y como se cuenta en diversas páginas de Internet.

El teclado que tenía este tipo de máquinas es, probablemente, el precursor de los teclados actuales.

teclado_linotipia_madrid

Pero no todo fueron ventajas, tenía un gran problema: el plomo. Cuando las máquinas se atascaban, el plomo fundido salía disparado y podía quemar a los trabajadores, es lo que conocemos también como proyecciones de plomo. Además, es un material muy tóxico y aunque los trabajadores intentaban paliarlo bebiendo leche, la mayoría solían morir con enfermedades relacionadas con este material.

¿Cómo influyó en el Periodismo?

Este invento supuso una revolución en el mundo de la prensa escrita. Gracias a ella, los ejemplares de los periódicos podían tener más páginas e, incluso, introducir ilustraciones o imágenes.

Su llegada a El Norte de Castilla

El periódico vallisoletano fue uno de los primeros diarios españoles en contar con esta tecnología, adquirió su primera linotipia en el año 1920. Esto era un acontecimiento para la época, ya que cuando los periódicos adquirían nueva maquinaria lo anunciaban en primera plana. Llegaron a tener 9 linotipias, una de ellas electrónica que estuvo en funcionamiento casi 50 años. Los ejemplares de este periódico pasaron de tener 8 a 20-24 páginas.

El Norte de Castilla utilizó las linotipias hasta la década de los 70 cuando llegó la llamada composición fría y fue el antecedente de la informática.

Realizado por: Gloria Martínez González, Beatriz Nestar Bueno, Francisco Núñez Uría y María Pontes de los Ríos.

Fotografías de Estrella Alonso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s