La invención e historia de la imprenta

Previamente a la invención de la imprenta de Gutenberg, hay que retroceder hasta el año 593, en China.
Tras la necesidad de expandir los conocimientos de los monjes budistas, Pi Cheng, crea los caracteres móviles y la composición tipográfica, consiguiendo así recrear por primera vez y de diversas maneras, ilustraciones y escritos, gracias a la xilografía (caracteres grabados en tablillas de madera).
Estas técnicas se desarrollan y llegan a Oriente, Gutenberg fue quien creó una manera más lógica de imprimir, con tipos móviles, ya que era muy complicado imprimir en tipos de madera. En 1446, se encuentran algunos restos de huecograbados, técnica basada en grabar encima de planchas de cobre ayudado por un cincel y una prensa en papel húmedo.

El primer libro impreso con la técnica de Gutenberg fue La Biblia de las 42 líneas, la imprenta fabricada por Gutenberg, además de ser más rápida era menos costosa y esto hizo que se tratara de una auténtica revolución para el mundo de la literatura.
Este método se mejoró posteriormente en 1878 por Klietsch, que aplicó cilindros, se pasa del huecograbado al heliograbado, permitiendo la impresión múltiple, veloz y económica en relieve con planchas de plomo, en vez del cobre usado anteriormente.

Los avances se van dando a lo largo de los siguientes siglos: en 1796, Senefelder inventa la litografía, el proceso para imprimir en plano. Más tarde, en 1822, Ballanche ideó la construcción de una máquina para componer textos, pero fue William Church quien la construyó, consiguiendo mecanizar y hacer más fácil la composición de los tipos de plomo tipográfico, individualmente, para crear textos completos. Aparece entones la imprenta Offset automática, que fue posteriormente mejorada por Applegath y Cooper, dos ingenieros británicos.

Nelson en 1851, desarrolló una rotativa para imprimir encima de bobinas continuas de papel, en 1863, Bullock, tiene la primera patente de prensa rotativa para imprimir libros, serviría como modelo para las siguientes. La hectografía, sería el procedimiento base para tiradas pequeñas, basado en copiar composiciones o dibujos, sobre una superficie gelatinosa.

Un hecho muy relevante en la historia de la imprenta, la invención de la linotipia automatizada, hecho por Mergenthaler, quien inventa la linotipia basada en la composición totalmente automatizada de los textos. Una vez que se había terminado la composición de una línea, se fundía el molde de impresión en negativo, vertiendo plomo líquido, con el que se obtenía un sello para la impresión.

La metodología de la litografia y la imprenta alcanzan su mejor momento en 1904, con la invención de la imprenta Offset. Esta técnica es la que más se utiliza a día de hoy y se considera que ha revolucionado la industria.Así, una vez finalizada la composición de una línea, se fundía el molde de impresión en negativo, con plomo líquido y se obtenía un sello de plomo para la impresión.

La técnica de la litografía y la impresión en general llegan a su punto máximo con el desarrollo de la impresión en Offset en el año 1904. Dicha técnica ha revolucionado la industria y es de gran utilización en la actualidad.

La imprenta en el periodismo

La imprenta es de vital importancia para el periodismo, ya que esta bella profesión no existiría sin este invento. Su creación tuvo mucho beneficio para la cultura general y el flujo de información de un lugar al otro, aunque en primera instancia no llegaba a todos debido al analfabetismo.  Pero antes de su invención y su consagración en Europa, también existía un tipo de prensa escrita. Los antecedentes del periodismo fueron los llamados “fogli a mano” y los “avissi”, nacidos en la Italia renacentista, que no eran más que hojas escritas a mano por autores de renombre como Maquiavelo, que plasmaban acontecimientos de interés público, o simples datos sobre los moviminetos de mercancías que se producían en la ciudad. Se publicaban con cierta periodicidad, cuando el autor lo escribía o cuando sucedía algo de interés.

Pero no fue hasta 1631 cuando se publica en Francia la primera gaceta del planeta por parte del Estado francés, que encargó la edición y publicación de “La Gaceta de París” a la familia Rinodaut, y su difusión por el país y por Europa a la familia Von Taxis. Esta gaceta era totalitarista, ya que su contenido era suministrado por el rey Luis XIV y el cardenal Richelieu. Era mensual y tenía una tirada de 1200 ejemplares, pero un siglo después ya tiraba 8000 ejemplares semanalmente. El “Journal des Savants” fue otra de las primeras publicaciones en Europa, en 1655, y es considerado el primer diario de ciencia de Europa.

En España tuvimos que esperar hasta 1661 para ver nacerla primera gaceta del país, llamada “La Gaceta de Madrid”, que copiaba la fórmula autoritarista del estado francés. Juan José de Austria, hijo de Felipe IV, fue el que encargó esta gaceta.

Estos monarcas aprovecharon su posición de poder para dar uso a las paradas imprentas del país con una publicación que expandía sus ideales autoritarios por el país.

La invención de la imprenta pudo hacer periódicas todas estas publicaciones, ya que las anteriores salían cuando el autor las escribía o cuando sucedía algo de interés en el país. La prensa moderna se asentó al otro lado del Atlántico, con periódicos como el Diario de Boston.

Realizado por: Mario Martín Fernández, Claudia Mieres Rodríguez, Santiago Javier Mora García y Andrés Veganzones Carrascal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s