Conclusiones finales de The Wall Street Journal

Para algunos la época del papel está llegando a su fin. Por ello los medios de comunicación tienen que adaptarse al mundo digital para poder sobrevivir. The Wall Street Journal se ha adaptado de forma satisfactoria, lo que se puede comprobar en la buena accesibilidad de su página web y lo bien repartidos que se encuentran sus contenidos.

Si algo ha provocado esta adaptación es la necesidad de nuevas vías de financiación. Es por ello que si hay algo que destacar de la web de WSJ es el muro de pago permeable. Esto se observa en la web principal en la mayoría de los contenidos que se encuentran cerrados y se indica con una pequeña llave (lo que refleja la necesidad de suscripción para poder acceder a esa información). Referido a esto, el periódico ofrece un servicio muy amplio a sus suscriptores al otorgar revistas variadas, información personalizada y datos enviados directamente al correo del usuario (además de la información habitual).

The Wall Street Journal amplió su visión a la red en el año 1996 lo que comparado con medios locales es una fecha muy temprana. Le hace pionero en este campo.

Con la adquisición del medio por parte de Rupert Murdoch se adaptaron muchas informaciones financieras (la independencia de este tema era la característica esencial del periódico desde sus inicios) y aumentaron las políticas beneficiosas para el grupo editorial.

En cuanto a la parte técnica se trata de una web de sencillo manejo para el usuario, se accede a toda la información de forma fácil. Además la característica del medio de ser hipermedia hace de este periódico en versión digital muy completo ya que el usuario puede informarse de un solo tema con unos pocos de clics.

El medio utiliza todos los recursos que utilizan el resto de medios digitales como pueden ser infografías, galerías fotográficas, videos… Y lo hace todo entorno a la integración orgánica de los elementos.

Los blogs son una pieza importante para la versión digital: existen publicaciones adscritas al periódico que permiten mayor pluralidad y opiniones de terceros. Lo mismo sucede con los comentarios.

Todo esto se complementa con la adaptación a soportes móviles a través de sus dos aplicaciones. El principal problemas de estas aplicaciones es que los contenidos no varían demasiado respecto a la web ni en el diseño ni en el contenido salvo que aportan información adicional para el usuario.

El diario en su página cumple en mayor o menor medida con todas las características que se le piden a un medio de comunicación en Internet siendo, por tanto, útil para el usuario.

Uso de soportes móviles en The Wall Street Journal

Según Fernández Morales, el teléfono móvil será la tecnología más usada para conectarse a Internet superando al ordenador. Por ello, es necesario observar cómo The Wall Street Journal se adapta a esta evolución aunque, a su vez, es imprescindible tratar el concepto de accesibilidad al ser la cualidad que refleja la posibilidad de que una web pueda ser utilizada por el mayor número de personas independientemente del soporte (Montero; Fernández; 2003).

David Parra Valcarce cree que el ciberperiodismo encaminará sus servicios hacia mensajes multimedia, intranets, correo electrónico, comercio móvil y entretenimiento. Señala también el uso de una tipografía diferente que se adecue a los diferentes soportes tecnológicos. De acuerdo con estos autores, The Wall Street Journal presenta una versión móvil y una aplicación disponible para Android y Apple valorada con un 3,8 sobre 5. Es posible observar a través del lenguaje HTML cómo sería la adaptación de la página a otros soportes, por ejemplo, para Apple iPad se vería diferente.

Adaptación Apple

Adaptación Apple iPad

La aplicación a pesar de tener los mismos contenidos, ofrece la oportunidad de ampliarlos. Por ejemplo, en el caso de unas encuestas sobre las elecciones presidenciales, la app permite acceder a otras más. En cambio desde la página web la información no se complementa con nada. Es decir, la presentación de la información y sus contenidos es igual pero no brinda al usuario otras vías que puedan interesarle.

 

polls

Vista de la web con los mismos gráficos que en la aplicación

El menú deslizable para este tipo de versiones se encuentra a la izquierda aunque ya empieza a ser habitual encontrarse con ese menú en el lado derecho pues facilita el control táctil con una sola mano. Todos estos elementos se encaminan a disminuir el tiempo que el usuario tarda en informarse de la actualidad pues los soportes móviles, principalmente, llevan implícito el concepto de inmediatez en el que los lectores solo echan un vistazo a la última hora o los titulares del día (Sánchez, 2012).

La versión móvil y la aplicación tienen diferencias en cuanto al diseño pero no supone un cambio sustancial. La tipografía es la misma para todos los soportes y como adaptación importante cabe destacar que la página web se acomoda a las alteraciones que puede sufrir al minimizarse sin necesidad del scroll horizontal. Además cuenta con una nueva aplicación, “WSJ City App”, solo disponible para Apple que proporciona información sobre los mercados, personas relevantes de su ciudad, noticias y crítica que pueda interesarle obtenida de The Wall Street Journal, The Times y Financial News.

Adaptación scroll

Adaptación scroll de la página

Multimedialidad en The Wall Street Journal

Atendiendo a criterios académicos, la multimedialidad se define como “la utilización conjunta de las formas básicas de información entendiéndose por texto, sonido, imagen fija y animada, en un mismo entorno, de manera yuxtapuesta o integrada” (Abadal; Guallar , 2010, p.42). Una vez entendido el concepto, puede aplicarse al estudio de The Wall Street Journal digital. En la página principal del diario se encuentran integrados todos los elementos referidos en la definición de multimedialidad. La apariencia de la página principal de la web bien podría corresponderse a la portada de un periódico tradicional en formato papel con la salvedad de incorporar videos e infografía.

Una lectura vertical divide sutilmente las diferentes secciones que marcan la organización de los contenidos. No es hasta la parte inferior de la web cuando la multimedialidad toma un sentido completo incorporando fotogalerías acompañadas de titulares o un apartado exclusivo para los videos del medio. También el hecho de aportar demasiadas noticias en un primer momento entorpece el sentido de usabilidad. Entiéndase el concepto de usabilidad como la característica fundamental para que sus clientes visiten, aprovechen y regresen nuevamente a su sitio, incrementando el éxito de su estrategia en Internet (Nielsen, 2000).

Multimedialidad

Fotogalería sobre los atentados de París situada en la parte inferior

Al aplicarse la multimedialidad a los géneros periodísticos tradicionales que se usan en la versión digital, se obtienen cambios y, sobre todo, un nuevo lenguaje. Según Salaverría (2004) el periodista de un cibermedio debe saber cuándo una información requiere solo de texto o, por el contrario, una imagen, vídeo o audio explican mejor la información, al tiempo que debe de conocer cómo lograr una buena integración de los elementos. En The Wall Street Journal la aplicación es muy básica, no se encuentra infografía potente o nuevos géneros aunque sí videos informativos realizados por el propio medio. Por ejemplo, este es uno de los casos de infografía incluido en una noticia:

Recorte TWJ2

Infografía sobre una encuesta de cara a las elecciones presidenciales de EEUU

Cabe destacar también que en la página inicial, encima de la cabecera aparecen índices de bolsa y dentro de ellos hay infografía más trabajada pero muchos contenidos sólo están disponibles para los suscriptores.

Indices bolsa

Índices de bolsa en la cabecera de la página

Interactividad en The Wall Street Journal

La  interactividad es un término totalmente integrado en el mundo  de los medios, en concreto, a los medios digitales que se han hecho hueco en el día a día de los consumidores de información. El ciberperiodismo es “una nueva modalidad profesional del periodismo en general porque modifica los tres procesos básicos en los que se basa esta profesión: la investigación, la producción y la difusión”, tal y como indica el autor especializado en ciberperiodismo Ramón Salaverría, presente en varios puntos de este trabajo.

 Para este autor (Redacción periodística en Internet) las nuevas formas que se están llevando a cabo en los medios digitales hacen que se conforme también una novedosa forma de lectura, en gran medida facilitada por esta interacción entre medio-periodista-audiencia.  Las formas de llevar a cabo la interacción, según Salaverría, han cambiado  y antes se reducía a dos formas: la elección del recorrido de lectura o consumir/ignorar los elementos multimedia que se ponían a disposición.

Dentro de esta nueva revolución, la interactividad es un pilar fundamental ya que facilita que el usuario pueda interaccionar sobre la información que se la da en el medio.   Se considera una interacción básica la que se lleva a cabo cuando el consumidor accede al medio y consume la información. El que puede ser segundo grado de interacción es aquel que se produce cuando el lector se implica más en la forma de consumo y participa dentro del medio contactando con otros usuarios, agregando información o implicándose en el proceso de construcción de dicha noticia, articulo, columna… ( Joao Canavilhas ,“Webnoticia. Propuesta de Modelo Periodístico Para la www”,2003).

Existen diferentes clasificaciones de esta característica de los medios de comunicación digitales, casi tantos como autores. Una de las más conocidas es la que ofrecen Bordewijk y Van Kaam, que se basan en la capacidad que tiene el usuario de manipular que adquiere el usuario sobre los contenidos, algo totalmente vinculado a lo que se conoce como interactividad aplicado a la red.

-Grado de transmisión: Se trata de un grado unidireccional en el que el usuario decide si activar o cancelar una emisión. El ejemplo más claro puede ser una radio.

-Grado de consulta: es bidireccional y multidireccional. El emisor es capaz de recibir y de emitir información a otros destinatarios. Existen ejemplos como los foros, donde recibes y aportas información.

-Grado de registro. Una información adaptada (en formato y contenido) a los usuarios  teniendo en cuenta sus registros, lo que lleva a una personalización. Los periódicos de suscripción tienen esta característica.

Tras sintetizar lo que significa este término y teniendo en cuenta las diferentes clasificaciones dependiendo de los autores, hay que hacer referencia las formas de interacción que tiene The Wall Street Journal.

Las más básicas (también llamada interactividad selectiva)  se centran en elegir uno u otro contenido: el recorrido del consumo de la información, leer solo un titular o también subtitulo, noticia, elementos multimedia como vídeos…. Dentro de este aspecto el Wall Street  Journal tiene un gran número de informaciones y diferentes “vías” para poder consumir la información y hacer ese recorrido personal.

En el segundo grado de interacción (o interacción comunicativa), se produce un proceso de comentar noticias, blogs (cuyo acceso se incluye en cada sección del periódico) , debates sobre una determinada noticia  o artículo de opinión…Esto permite la interacción periódico -usuario pero también usuario-usuario. Introducir esta característica en la web ha “acortado” las distancias entre los consumidores de las informaciones y los periodistas de los periódicos u otros medios de comunicación. La forma de consumo por parte de lector , se vuelve más compleja y completa cuando existe una suscripción y se puede acceder a contenidos personalizados, como sucede con este medio.

Tal y como muestra la siguiente captura de pantalla, se puede apreciar la sección de comentario tras cada noticia. Para poder hacerlo en determinadas noticias  es necesario estar suscrito, en cambio en las noticias accesibles a todo el público solo es necesario introducir un nombre( no tiene por qué ser real) más el comentario u aportación a la noticia.

pantallazo ciber comentarios

También se puede entender como interacción las redes sociales (Twitter, Facebook) y los emails que se pueden hacer llegar al periódico. Dentro de ello encontramos la opción de “correcciones”, lo que se refiere a la corrección de errores que ha cometido el medio y que han sido alertados por medio del correo y teléfono que se pone a disposición del usuario:

pantallazo correcciones 2

Además de ello se incluyen recursos interactivos. En este caso en la sección de economía hay varios gráficos que aportan información y en se puede obtener información colocando el cursor encima de él. Esta en una forma visual y fácil de presentar determinados datos y acceder a ellos de forma más personalizada y sencilla:grafico

En cuanto a los contenidos personalizados, los suscriptores de por sí pueden acceder a informaciones exclusivas para ellos. Con su política de privacidad el medio accede a los datos de búsqueda de Internet del usuario, sin su consentimiento. Por lo tanto, aprovecha esa ventaja de saber qué es lo que interesa al lector, para brindarle una información más personalizada aún. Esto solo afectará a los suscriptores web, aunque no estén de acuerdo con esta medida tan controvertida en el mundo de Internet.

Historia y tipología del cibermedio The Wall Street Journal

The Wall Street Journal nace el 8 de julio del año 1889, siendo esta fecha la que marca su primera publicación. La agencia de noticias que lo hizo público fue la llamada Dow Jones & Co. Esta última se había formado  en 1882 por tres personas: Charles Dow, Edward Jones y Charles Berstresser. Todos ellos tuvieron la idea de crear una agencia que abordara noticias financieras. Su formato serían boletines de cuatro páginas escritos a mano, los llamados suscritas al medio.wsj1

El Dow Jones comenzó a producir lo que se llamaría Customers´ Afternoon Letter, una carta vespertina para los lectores, donde se reflejaba el promedio diario de acciones industriales. Seis años después , en el 1889, esta publicación pasó a llamarse Wall Street Journal ( vendida por 2 centavos) , dirigida para los interesados en el mundo financiero y siendo pionero en abordar este tema sin exclusividad territorial. Con los suscriptores que hemos mencionado, se produjo un acuerdo de 5$ anuales.

Como se puede ver en la fotografía, la publicidad se incluía a modo de financiación y también, como han declarado más tarde trabajadores d ela publicación, para silenciar a los periodistas del periódico sobre asuntos que no interesaba que vieran la luz. La publicidad costaba 20 centavos la línea.

En 1901 el Wall Street cambió de dueño. El periodista económico Clarence Walter Barron sería el nuevo  editor (130,000$)  y, además, quien cambiaría el formato. Se le considera el fundador del nuevo periodismo financiero alejado de los intereses que primaban en esos comienzos del periodismo moderno. Esta nueva visión que aportó a la publicación incluía noticias importantes y boletines, además de las estadísticas y un análisis detallado de las tendencias financieras del momento. Barron falleció en 1928, un año antes del Jueves Negro, ocupándose de su puesto su descendencia hasta el año 2007.

En 1941, Bernard Kilgore se convirtió en el director de edición del periódico y 4 años más tarde en director general. Hizo un rediseño del periódico  para ampliar los temas más allá del mundo de las finanzas y ” cubrir todo lo que afecta el ganarse la vida ” tal y como dijo Marshall Loeb para la revista Time.  Kilmore fue el encargado de diseñar la página frontal del periódico  e incluir el What´s News. Por este motivo los trabajadores del periódico tuvieron que hacer preguntas más profundas, ” no solo en los momentos momentáneos sino sobre situaciones globales y tendencias, el tipo de noticias que podrían servir en el área de los negocios”, tal y como dijo en 1989 el editor del Journal, Robert Bartley.

wsj2

En cuanto al diseño del periódico, mantuvo el mismo durante casi medio siglo, aunque se pueden ver algunas variaciones: seis columnas, con las noticias principales del día en la primera y sexta columna, el What´s News ya mencionado en la segunda y tercera columna. En cuanto a la noticia principal ( A-head) , se suele colocar en la cuarta. En la quinta los reportajes semanales. En el año 2007 el periódico decidió cambiar el formato y disminuirlo al sábana (pasaron de 15 cm a 12 cm  de ancho), ahorrando así en papel.

Desde el año 1941 hasta el fallecimiento de Kilgore ,en 1967, las suscripciones se incrementaron de 33.000 a 1,1 millones de suscriptores. Como consecuencia de ello las ganancias del Dow Jones  aumentaron de 211.000 (en 1943)  a 13 millones en 1966, tal y como aseguran los datos aportados por Bartley. Fue durante el mandato de Kilmore cuando el periódico consiguió su primer Pulitzer por el editorial de William Henry Grimes.

Rupert Murdoch´s News Corp, adquirió la publicación en el año 2007, pagándole a Dow Jones & Cop la cifra de 5 billones .Rupert Murdoch’s News Corp. compró la publicación a Dow Jones & Co. En el 2007 en un acuerdo de 5.600 millones de dólares. Desde la adquisición por parte del magnate, ha cambiado el enfoque y la cobertura del periódico. Se incluyen temas políticos, noticias y asuntos internacionales. Además la cobertura de las campañas presidenciales ha crecido un 13% en el periodo del 13 de diciembre del 20017 al 13 de marzo del 2008.  A continuación se ve una tabla que muestra  cómo han cambiado los porcentajes de cobertura en diversos temas tratados en el medio. Las críticas por la manipulación de la información se produjeron desde el primer momento que Murdoch adquirió el medio. Hay que señalar que una de las garantías de compra  fue mantener la independencia del medio.

wsj3

WSJ en la Red

La expansión del periódico a la Red fue en 1996, tratándose de un complemento al periódico en papel.  Siete años después se empezaron a incluir en la red reportajes y noticias de la edición impresa , por medio de una línea de suscriptores. El número de suscriptores a esta rudimentaria página de noticias on line fue tal que se consideró que era el sitio web más grande, contando con 980.000 personas interesadas en los servicios de pago. Hay que destacar que se trató de una temprana adaptación  del medio impreso a internet  y que el número de suscriptores para la “juventud” de ese tipo de publicación, era significativo.

Este número ha ido descendiendo por el aumento de esta tarifa de suscripción, 400.00 en el año 2010. Desde entonces, los suscriptores en línea han disminuido, debido en parte al aumento en el costo de suscripción, y fue reportado en 400,000 en Marzo de 2010. En el año 2008 el precio por estos servicios anuales era de 119$, mientras que en el2013  llegó a alcanzar los 275$ anuales.

En el 2004 el grupo se lanzó al  mundo de las aplicaciones móviles. Esto fue gracias al trato entre Oasys Mobile y The Wall Street Journal. Esto permitiría acceder a noticias de negocios, financieras, datos del mercado, y acciones, al momento. Se incluyó un portafolio personalizado para asegurar la información de forma más específica para cada usuario.

Hay que destacar que actualmente la información on line del periódico está restringida parcialmente, indicándose con una llave las informaciones a las que sólo pueden acceder los suscriptores del medio, tratándose de un muro de apago permeable.

El servicio a estos suscriptores también incluye publicaciones cada sábado, videos informativos, comentarios de expertos sobre temas de interés, publicaciones de moda, vino, comida, viajes y fiesta. Todo ello, como se puede comprobar, muy alejado de la idea base del periódico, aunque más del 60% de sus lectores pertenecen a la alta gerencia con gran patrimonio. También, desde el 2007, se produjo una expansión mundial de su web para incluir ediciones en otros idiomas.

El Wall Streat Journal es el periódico de mayor circulación de EEUU, considerado uno de los mejores en información financiera compitiendo con el Financial Times. A pesar de las críticas hacia una inclinación política ala derecha por la adquisición de Murdoch, siempre se ha destacado su imparcialidad ene l sesgo de información que mantienen sus reporteros.

Por todo ello ha ganado 23 premios Pulitzer. Algunos de sus logros más importantes han sido la investigación que el periodista B. Steward hizo sobre la práctica ilegal del uso de información privilegiada, el tratamiento que hizo uno de los editores de primera página (David Sanford) sobre el VIH y la rapidez con la que se enfrentaron a los atentados del 11S. En estos atentados su sede fue dañada y actuaron con eficacia colocando una oficina improvisada en casa de uno de los editores.

El WSJ cuenta con un periódico de fines de semana llamado WSJ Weekend, incluye una sección independiente en su periódico dedicada al área del metro de NY, tienen una edición para el área de San Francisco, además de la revista WSJ, que aborda temas dentro de una vida de lujo.

El hipertexto en The Wall Street Journal

 

The Wall Street Journal es un hiperdocumeto. Es un documento digital cuyos elementos están compuestos de forma hipertextual, posee los atributos propios de este tipo.

Se puede definir la hipertextualidad como la micronavegación y la macronavegación a partir de la noticia con el uso de enlaces internos y externos. Está al servicio de otras características como la multimedialidad y la interactividad.

Se trata de una tecnología que organiza la información en bloques de distinto contenido, conectados a través de una serie de enlaces.  A diferencia de los libros impresos donde se produce una lectura secuencial, en un ambiente hipermedial la lectura puede no realizarse de forma lineal, no hay obligación de seguir una secuencia establecida, sino que pueden moverse a través de la información y hojear intuitivamente contenidos por asociación.

Se puede considerar que Ted Nelson fue el creador de la palabra “hipertexto”. Fue el primero en utilizarla para describir a mediados de los 60 una forma de escritura no secuencial. Sus libros sirvieron para influir a las siguientes generaciones.

Ted Nelson predijo una época en la que la gente sería capaz de leer y escribir en una pantalla de un ordenador teniendo de forma fácil e instantánea grandes bibliotecas a su disposición. Para acceder a esta información se usaría una escritura no secuencial a que llamo hipertexto.

Nelson define el hipertexto de la siguiente manera:

Texto que se entrelaza y permite diversas elecciones al lector y que se lee mejor sobre un monitor interactivo. Una serie de fragmentos de texto conectados mediante enlaces que permiten diversos recorridos al lector”. (Nelson, Dream Machine, 1974)

Otro autor destacable en este ámbito es Salaverría. Para él, la hipertextualidad es “la capacidad de interconectar diversos textos digitales entre sí”. Según el autor, gracias al hipertexto redaccional, la noticia de un periódico digital puede superar una limitación y ganar algo de lo que carece: puede librarse de la redundancia y la previsibilidad y conseguir  un desarrollo informativo y estructural que escasea en la prensa en papel. Estos enlaces hipertextuales a terceras páginas permiten ampliar, aclarar o relacionar cualquier información mediante nuevos textos, infografía o recursos audiovisuales.

Un hiperdocumento  se compone de tres elementos: secciones, anclajes y enlaces.

Las secciones son las partes de las que se compone ese documento, en nuestro caso The Wall Street Journal. Esas partes son denominadas nodos o lexías y son las partes básicas de los hiperdocumentos.

The Wall Stret Journal está formado por doce secciones: página principal, mundo, Estados Unidos, política,economía, negocios,tecnología, mercado, opinión, arte, vida e inmobiliaria.

rs

Menu wsj

Los enlaces son  las uniones entre nodos. Sirven para  interconectar las secciones. En cuanto a los tipos de enlaces hay distintos criterios para clasificarlos. Dentro de nuestra versión digital encontramos los siguientes tipos:

La mayoría de los enlaces son secuenciales ya que buscan mantener una estructura argumentativa. Además son estructurales al tener una relación lógica. Se encuentran incrustados dentro del texto pero también los encontramos superpuestos en algunas ocasiones y todos ellos son de autor. Todos ellos son de sustitución porque al reemplazar el nodo de inicio centra toda la atención  sobre el nodo de destino.

r

Ejemplo de enlace secuencial

En cuanto al grado, mide las posibilidades de navegación de interactividad global que presenta un hiperdocumento. Existen una serie de grados que se diferencian entre ellos dependiendo de los elementos que incluyan. En el caso de The Wall Street Journal  se trata de un hiperdocumento de grado 4 porque incluye secciones, enlaces, anclajes, sumarios, índices sistema de recuperación de información e interactividad. Esta última la presenta mediante los sistemas de suscripción y comentarios. Además incluye redes sociales en las que los internautas puedes dejar los comentarios o mencionar al medio.

En materia de estructura se trata de una de tipo mixta. Esto es porque hay una página de inicio a la que se puede acudir desde el resto de páginas.

de

Estructura mixta

En cuanto a la conectividad. La conectividad posee dos dimensiones: la micronavegación y la macronavegacion.  La micro se basa en los desplazamientos dentro de una misma web, aquellos enlaces que nos mueven dentro del mismo periódico. La macronavegación son aquellos que nos llevan a otras web. Hay una micronavegación masiva habiendo una mayoría de enlaces que nos trasladan de un lado a otro del periódico y que nos ayudan a que conozcamos todas las noticias dentro del medio. En cuanto a macronavegación no se encuentran muchos enlaces con otros hiperdocumentos. Las redes sociales son algunos casos.

wd.jpg

Micronavegación

Además cabe destacar que en cada uno de los artículos se incluyen distintos enlaces de noticias de la misma web de tienen relación de alguna manera con el tema tratado.