La multimedialidad en The Washington Post

La multimedialidad supone la integración de elementos multimedia dentro del hipertexto, dichos elementos son: texto e imagen/vídeo/audio/interactividad.

En el caso concreto de The Washington Post cada noticia va acompañada, mínimo, de una imagen que hace referencia al tema que trata. Además, la portada del diario nos presenta uno de los contenidos más importantes del día junto a una fotografía, como podemos observar a continuación:

1

Otro formato muy frecuente en este periódico es el vídeo, que generalmente se incluye en los reportajes de forma explicativa. También nos encontramos una sección exclusiva para este elemento multimedia, así denominada. Por otro lado, en la página de portada aparece una columna con todos los vídeos que han sido subidos.

5

La multimedialidad es una característica de Internet que también se traduce en integración orgánica o yuxtaposición.

Integración orgánica: supone ofrecer a los usuarios contenidos en los que el material multimedia no supone información añadida sino que sustituye a ésta de su carga informativa
– Yuxtaposición: en este caso los contenidos multimedia no son más que una repetición de la información que ya tenemos de forma textual.

En el The Washington Post encontramos, en su mayor parte, una integración orgánica del contenido multimedia. Por ejemplo, en una noticia que habla sobre George Bush y la publicación de su libro, donde habla de la actuación de su hijo frente al terrorismo yihadista en Nueva York, aparece el texto junto con una fotografía del ex presidente, la portada del libro y algunas citas del mismo. Además, se ofrece un vídeo explicativo sobre cómo se afrontó el gabinete de crisis del gobierno estadounidense de 2001 (en vez de volver a contarlo).

6

Anuncios

El hipertexto en The Washington Post

La Real Academia Española (RAE) define el hipertexto como aquel «texto que contiene elementos a partir de los cuales se puede acceder a otra información».

Quien acuñó el término de hipertextualida fue Theodor H. Nelson en 1960, refiriéndose a «una escritura no secuencial, a un texto que bifurca, que permite que lector elija y que se lea mejor una pantalla interactiva. De acuerdo con la noción popular, se trata de una serie de bloques conectados entre sí por nexos, que forman diferentes itinerarios para el usuario».

Analizaremos una de las características más importantes de Internet, que nos permite profundizar en cualquier temática, en The Washington Post a través de una noticia escogida al azar en la que lo primero que estudiaremos será el acceso a la información por capas junto con la micronavegación y la macronavegación.

EJEMPLO. En la página principal del diario nos encontramos con la siguiente noticia titulada «Trump campaign´s ties to super PAC cloud purity claims» a fecha de 18 de octubre de 2015. Este titular supone la primera capa, pues al hacer clic en él nos introduce al contenido completo.

Además, en esta toma de contacto, también nos encontramos con otra capa que nos dirige a una noticia relacionada con la analizada que data del mismo día. Por tanto, es un primer caso de micronavegación.

hiper

Si clicamos en la primera capa -el titular-, nos introduce en la noticia completa que trata la financiación de las campañas electorales a colación de la vinculación del candidato demócrata, Donald Trump, con grupos mafiosos; siendo ésta la segunda capa de acceso a la información.

Una vez dentro de ella, lo primero que se nos ofrece tras un titular más desarrollado es un vídeo (tercera capa) en el que Trump declaraba en junio que él no necesita el dinero de nadie para su campaña.

hipertextualidad

También nos encontramos un enlace a un gráfico (cuarta capa) en el que el periódico plasma la financiación de los distintos candidatos tanto demócratas como republicanos, que se actualiza con frecuencia. Se trata, por tanto, de otro ejemplo de micronavegación.

trump

flecha

donald trump

La quinta capa la compone una fotogalería de 65 instantáneas relacionadas con la campaña del candidato presidencial Donald Trump.

fotogaleria

A lo largo del texto, nos encontramos diferentes anclajes que nos redireccionan a contenidos relacionados tanto del propio diario (micronavegación) como de páginas webs externas a The Washington Post (macronavegación).

Un primer ejemplo de macronavegación nos envía a la página Make América Great Again en la que el candidato Donald Trump se publicita, dando a conocer su candidatura a la presidencia:

gp

flecha

dt

Dentro de la noticia nos encontramos con anclajes compuestos por titulares que nos llevan a otros contenidos del diario. Un ejemplo de esta micronavegación es el siguiente, que nos habla sobre votantes que están en contra del dinero que se gasta en las campañas y, consecuentemente, a favor de Trump, que declara que todo lo pone de su bolsillo:

micronavegacion

HISTORIA Y TIPOLOGÍA DE THE WASHINGTON POST

The Washington Post fue fundado en 1877 por Stilson Hutchins y tres años después se convirtió en el primer diario de publicación diaria en la capital estadounidense. El rotativo que ganó fama mundial por su investigación en el escándalo de ‘Watergate’ lanzó por primera vez su ciberperiódico en 1996.

1

En el verano de 2013, empezó a cobrar por la lectura de los artículos de su página web, y comenzó aplicando una tarifa mensual a aquellos lectores que realizasen la consulta de más de una veintena de artículos mensuales.
En ese mismo año, el consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos, compra el periódico tanto en su vertiente impresa como en la digital por 250 millones de dólares. Esto supuso un cambio del viejo Periodismo al que estaban acostumbrados los lectores del diario hacia la nueva economía emergente de empresas como la propia Amazon.

Desde el primer momento en el que se produce esta compra, el medio se ha convertido en una especie de laboratorio en el que se está comenzando a crear lo que podría denominarse como una nueva era para los medios de comunicación bajo el paradigma de Internet. Amazon busca la manera en la que pueda convertir a The Washington Post en la empresa número 1 del
comercio minorista a través de Internet.
Tras el pequeño bache que estaba pasando el Post en los últimos años con la llegada del equipo de Bezos han puesto a disposición de los empleados mayor cantidad de recursos, tiempo y tranquilidad para hacer bien su trabajo. Otro cambio realizado es el de pensar en el diario como una empresa de esta manera quienes trabajan en él afirman que con la llegada de Bezos ha dejado de hablarse de lectores para interesarse por los clientes.
En el ámbito específico del ciberperiódico, también se han añadido algunos cambios. Uno de ellos es la introducción, dentro de su página web, del llamado “Morning Mix”: una sección en la que se acumulan una selección de historias sacadas de las redes sociales o de medios digitales nativos como The Huffington Post. Cada día un equipo de editores los recopilan y reescriben cada día, rompiendo con una de las reglas usadas tradicionalmente por el medio: no se publicaba nada en la web que no hubiera sido utilizado por sus redactores.
The Washington Post se reinventaba en 2014 en el ámbito de las tabletas, estrenando una aplicación para encajar en las nuevas tendencias de consumir información en cualquier momento y en cualquier lugar.