LOS MUROS DE PAGO

Los muros de pago, también llamados paywall son sistemas que no permiten el acceso a algún sitio web a usuarios que no tienen una suscripción de pago. Se pueden dividir en dos tipos de muros: pueden ser suaves o rígidos.

Los muros suaves tienen más opciones de acceder a la información. Por ejemplo, un usuario tiene acceso a 30 artículos, noticias… al mes y, a partir del 31 es cuando el usuario empieza a pagar un dinero por leer más artículos, noticias… de prensa digital.

En cambio, los muros rígidos no autorizan el acceso al contenido si el usuario no se subscribe a la página de prensa digital.

La principal finalidad de los muros de pago es generar ganancias con la prensa digital aparte de las ganancias que obtienen por prensa escrita.

Veamos algunos ejemplos de muros de pago:

Un ejemplo de muro de pago es el conocido periódico New York Times, desde 2011, que se considera como muro de pago suave ya que empezó dejando leer a los lectores 20 artículos al mes, aunque en 2012 la cifra se rebajara a 10 artículos mensuales.

Un ejemplo de muro de pago rígido es el periódico británico The Times porque requiere una suscripción pagada para acceder a cualquier tipo de información. Se dice que con estas características se puede perder la mayoría de su audiencia porque es una opción arriesgada.

1455139344935282

En el ámbito nacional también podemos encontrar muros de pago como el periódico vasco El Correo o La Nueva España con la diferencia de que el primero es un muro suave; antes de pagar puedes acceder de forma gratuita a 10 noticias Premium. En cambio, La Nueva España hay que pagar o bien, diariamente, mensualmente o anualmente. Cabe destacar que en España el paywall no convence a los lectores porque la mayoría de españoles no son partidarios de pagar por la información.

A continuación, mostraremos algunas ventajas y desventajas de los muros de pago o paywall

Ventajas:

  • La gran mayoría de periódicos digitales están contentos con los resultados de los muros de pago.
  • Las apps de pago alcanzan precios más alto en páginas webs de pago que en páginas webs gratis.
  • Los periódicos digitales no pierden dinero con la publicidad.
  • Los usuarios registrados pueden relacionarse los unos con los otros.

Inconvenientes:

  • No todo el mundo está de acuerdo con pagar por el acceso a la información.
  • Hay que tener un cambio de mentalidad para pasar del “todo gratis” al “pagar” por información.
  • No todo el mundo puede llegar a la información si no paga por ello.

Félix Sanz Garrido

Soportes móviles en The Guardian

Hablando de los medios en los soportes móviles del periódico en cuestión, no hay duda de que los contenidos en versión web y los del soporte móvil son idénticos, en cuanto al continente no hay mucho más que añadir, puesto que también son similares, al mantener las mismas secciones en el mismo orden descendente, comenzando por “headlines” y terminando por “crosswords”.

El diseño es el mismo, la cabecera del periódico en color blanco y dos tonalidades de azul (cambia que en la versión móvil el fondo es blanco y “guardian” azul oscuro, mientras que en la versión web esto está invertido), no obstante es prácticamente igual, siendo las noticias y las fotos exactas en ambas versiones.

 

Por otro lado, es cierto que en la versión móvil permite abrir desde un botón arriba a la izquierda todas las secciones, que desde la versión web se ven directamente abiertas y de manera horizontal, ya que tiene más espacio para poderse ver por completo. Además, en la versión móvil, otro botón te permite elegir qué secciones quieres que te aparezcan y cuáles no, de tal modo que si eliminamos “sports”, lo podremos ver desde la pestaña de las secciones, pero no desde el menú normal. En esta versión también se permite al usuario saber desde qué cuenta está metido (es obligatorio acceder mediante Facebook o g-mail), crear alertas sobre una sección que le sea de interés o “guardar” una noticia para leer posteriormente.

IMG_5417

Tanto en la versión web como en la móvil puedes suscribirte de tres modos, solo con el digital, solo con el de papel o en ambos. En las dos versiones coincide el botón de búsqueda para una información concreta.

suscribir.png

Como ya he comentado los contenidos son exactos, la maquetación también y el tipo de letra utilizado es el mismo, con letras con serif, que denotan más seriedad. Las imágenes y vídeos también son las mismas, si bien, es destacable que hay fotos que no aparecen en el menú principal de la versión móvil, pero, al acceder a la noticia, aparece del mismo modo que en la otra versión. Esto solo es porque, si no, ocuparía demasiado espacio colocar todas las imágenes seguidas en la versión móvil, ya que en la versión web hay más espacio para ellas.

Respecto al público, al coincidir todos los contenidos, además de la parte multimedia, realmente no puede decirse que se dirija a diferente target, si bien, la versión móvil con su adaptación para elegir las secciones de interés está más dirigida a un público más joven que puede ser más selectivo con la información que desea.

Además, en la versión web, en la parte inferior se indica que estas visitando la página internacional, con opción a visitar únicamente la de Reino Unido.

Mantienen un buen modelo de negocio en la versión móvil, ya que es plenamente gratuita y sus ingresos llegan, en la gran mayoría, de la publicidad, entre la que se encuentra, entre otros, HP o Nespresso. Con esta idea de que el peso económico del periódico recaiga en anunciantes y no en lectores las ventas han crecido un 85%, según indica el medio media-tics.com.

En su formato digital para móvil cabe destacar que su formato es “adaptative” ya que se accede desde el navegador pero deja ver una versión adaptada, con menos secciones, aparentemente que la versión web y  fotos encuadradas para un móvil o tablet específica, de tal modo que te permita verlas enteras. Sin embargo, aunque te “limita” ver las secciones, al desplegar la pestaña antes mencionada, permite acceder a cualquier apartado que pueda haber en la versión web.

Por su parte, la App puede ser clasificada como “híbrida” ya que sus contenidos se descargan de la web y solo puede refrescarse con Internet, si bien, te permite leer la última información descargada sin estar online.

 

 

Wired en los soportes móviles

WIRED está ubicada en una página web responsive,  lo cual quiere decir que, al cambio de dimensión de la ventana en la que se está viendo, la página varía el diseño del contenido para que el usuario  no sufra la visibilidad del contenido y así sea más atractivo para este.

s.jpg

Ejemplo de página responsive

Si intentamos acceder desde Google Playstore lo único que encontraremos será Wired para Google Kiosco (la cual sólo incluye los videos que están en la web) y otras apps enfocadas en vender las versiones impresas para el dispositivo; pero en ningún momento encontramos una app específica para móvil como puede tener el diario El País.

Sin embargo, para la tablet, la revista sí que tiene un formato exclusivo donde juega con la versión impresa y las herramientas que Internet brinda.  Al descargarnos la aplicación que aparece en el kiosco, nos encontramos una edición casi igual que la impresa (lo que nos obliga a verlo en todo momento en vertical) con una exponencial mejora de la interactividad y la hipertextualidad. Jugando magníficamente con el diseño, el contenido y las herramientas que brinda Internet.

Según la sección en la que esté catalogada la noticia o el reportaje, el lenguaje varía acorde con este apartado.

Así tenemos como en Bussines el lenguaje es mucho más serio y especializado, en Gear es más técnico y utiliza más los análisis o como en Entertaiment utilizan un tono más humorístico y coloquial.

1.jpg

Ejemplo de redacción en Gear

 

2.jpg

Ejemplo de redacción de Entretaiment

 

Además de esto, en casi todas las categorías hacen un uso excesivo del los adjetivos y las contracciones, lo cual tiene un carácter más coloquial que serio en el mundo anglosajón.

Le Monde en soportes móviles

Le Monde cambia de diseño en función del soporte que se utilice para entrar en su página. La principal diferencia que se observa es que al navegar por su web a través de un Smartphone o una Tablet desaparecen parte de los contenidos y cambia su maquetación.

le monde smartphone

Captura del aspecto del cibermedio en un Smartphone.

Podemos ver como en los soportes móviles solo aparece la franja principal y no las accesorias, es decir, las noticias laterales de última hora que se pueden ver a través de un ordenador, no se ven en estos soportes. También se puede apreciar que las noticias que aparecen tanto en ordenadores como en soportes móviles cambian su estructura; de manera que en los móviles se busca una lectura más vertical y que se ajuste a la rotación automática de la que disponen estos tipos de dispositivos para favorecer la lectura.

le monde soportes tablet

Apariencia del cibermedio en formato tablet.

Tanto en la propia web del cibermedio como en la app (al utilizar soportes móviles) tienen el mismo diseño, maquetación y contenidos. No cambia nada. Todos los cambios que se observan se encuentran al navegar por el diario online con un ordenador, pero el contenido de las noticias que aparecen en ambos soportes es el mismo. Por tanto la principal diferencia que vemos es que cambia el aspecto en los soportes móviles. Sin embargo, el único pero que se le puede poner respecto a contenido es que a través de los smartphones o tablets solo se puede acceder a la edición global de Le Monde, mientras que a través de un portátil se puede acceder a la versión global y a la africana.

Ese cambio de soporte conlleva un cambio de maquetación como hemos dicho antes, en el que puede resaltar que desaparecen la distintas secciones en la cabecera del periódico; los hipervínculos de otras noticias no se colocan en paralelo de forma horizontal, sino que se colocan el paralelo de forma vertical o que los titulares; o que el tamaño de las secciones es más reducido en este tipo de dispositivos.

Se sobreentiende que Le monde al cambiar de aspecto de un soporte a otro se dirige a un público objetivo diferente. Quizás al acceder a través de un ordenador se dirija más a las personas adultas y el de los soportes móviles a las personas jóvenes comprendidas hasta unos 30 años porque al acceder en este soporte a las noticias lo primero que se ve es la posibilidad de compartirlo en las redes sociales. Sin embargo, aunque cambie de aspecto la diferencia no es muy abultada, por lo que se pretende al fin y al cabo que sea usado en ambos soportes tantos por adultos como por jóvenes.

Pese a este cambio de aspecto, no se intuye ningún modelo de negocio diferente. El modelo de negocio principal en ambos soportes es el del módico precio de 1 euro para abonarse al cibermedio durante 24 horas y poder disfrutar de todos sus contenidos.

La Nación en soportes móviles

El medio no utiliza el mismo continente: para ordenador utiliza página web y para el dispositivo móvil utiliza una aplicación, ya sea para Android o iPhone.

El aspecto y el contenido es prácticamente el mismo. Aunque respecto al aspecto, se puede apreciar una diferente distribución de las noticias, ya que en vez de tener un diseño más horizontal como en la página web, en la aplicación es más vertical.

22

Los gráficos, los contenidos y el tratamiento de los mismos son iguales en el soporte para móviles que en el soporte para ordenador, exceptuando que en la aplicación se recortan algunos contenidos. En las noticias, además se puede apreciar que el texto es el mismo, también el contenido audiovisual. La maquetación cambia en la forma de distribuir las noticias. Por lo tanto, pensamos que el público al que va dirigido y el modelo de negocio son los mismos, ya que el contenido de la página está volcado en la aplicación.

Se puede apreciar que en la aplicación para móviles se añade publicidad del concierto de “Rolling Stones” al final de cada noticia.

 

 

La redacción de La Nación

El concepto de redacción que se aplica a los medios digitales está relacionado directamente con algunas nuevas fórmulas narrativas como el hipertexto. Pese a ello, según algunos autores como Lourdes Martínez Rodríguez, “aún no se ha producido una revolución que nos permita hablar de un nuevo lenguaje en el entorno digital”.

Debido a esto, se siguen utilizándola técnicas de redacción clásicas pero aplicándoles las herramientas que internet nos facilita, como la inmediatez, la confinación de elementos textuales, visuales y sonoros. De esta manera, el periódico La Nación consigue establecer su estructura narrativa.

18

21