Las 6 mejores herramientas gratuitas para crear infografías interactivas

Una infografía, según el diccionario de la lengua española, es una representación gráfica que apoya una información de prensa. También se define como la técnica de obtención de imágenes por medio de procedimientos informáticos.

Por otro lado, una infografía interactiva se definiría, según Ernesto Olivares, como la puesta en movimiento del diseño de una información visual. En una infografía interactiva se combina el impacto de la imagen y una relación del usuario dinámica, pues puede incluir animaciones y enlaces a otras webs. Una infografía interactiva permite, gracias a eso, entender aún mejor los conceptos representados

Desde una visión comercial puede utilizarse para generar participación con los usuarios, que no son lectores pasivos, o incrementar el tráfico a un sitio web propio añadiendo distintos enlaces, e incluso calcular el número de veces que se comparte o se visualiza desde programas con Google Analytics.

A continuación expondremos una serie de las mejores herramientas y páginas web para realizar infografías interactivas.

Para realizar esta lista hemos trabajado con 10 aplicaciones para hacer infografías con versión gratuita. Después, hemos puntuado todas las aplicaciones del 1 al 5 y las 6 más votadas son las que han quedado en este ranking:

Infogram 4,2 estrellas

Esta aplicación se lleva el número uno de la lista por su facilidad de edición, su amplia gama de posibilidades y porque su versión de prueba es muy completa. También destaca por sus gráficos, muy funcionales y con una tabla de cálculo muy útil para introducir las variables. Otro de los aspectos que nos han conquistado es un sistema de ayuda muy completo con posibilidad de asistencia personalizada. Las desventaja fundamental de la aplicación es que está en inglés pero no supone mucha dificultad entender cómo funciona.

Lo mejor

  • Una versión de prueba muy completa que poco tiene que envidiar a las versiones de pago de otras aplicaciones.
  • Sistema de ayuda en línea útil que facilita la comprensión del programa al editor novel.

Lo peor

  • En su versión de prueba sólo se pueden introducir 10 imágenes propias, lo que puede limitar algunos trabajos.
  • Idioma en inglés.
Infogram

Captura de pantalla de Infogram

 

Genial.ly 4 estrellas

En segundo lugar está Genially, aplicación que convence por su variedad de edición y el grado de personalización. Sus mayores ventajas son que está en castellano y posee una plataforma de ayuda en línea con preguntas frecuentes (FAQ) lo que no ayuda al editor inexperto. La desventaja principal es que en su versión de prueba no se pueden introducir vídeos, lo que la ha relegado al segundo puesto. Su versión de pago oscila entre los 9,90 euros el más básico y 39,90 el más avanzado.

Lo mejor

  • Alto grado de personalización de las infografías.
  • Idioma castellano.

Lo peor

  • Los menús de edición están mal organizados y en ocasiones resultan un poco caóticos.
  • No posee un sistema de ayuda en línea, la ayuda se limita a un apartado de preguntas frecuentes.
Genial.ly

Captura de pantalla de Genial.ly

 

Easel.ly 4 estrellas

Empatado con Genially encontramos Easely, con un diseño un poco más simple pero igual de funcional. Por este motivo merece un puesto en esta lista. Su principal ventaja es que aporta temas muy dinámicos y fáciles de adaptar. De nuevo aparece la limitación del idioma inglés en la versión gratuita,  problema que se soluciona fácilmente descargando la aplicación en versión pro que solo cuesta 3 € al mes.

Lo mejor

  • Tiene unos vídeos tutoriales muy útiles para aprender a usar la aplicación.
  • Los temas predefinidos bien hechos y fáciles de adaptar a los diferentes proyectos.

Lo peor

  • La mayoría de las funciones obligan a acceder al plan de pago, lo que resulta frustrante para el editor ocasional.
  • Idioma en inglés.
Easel.ly

Captura de pantalla de Easel.ly

 

Picktochart 3,6 estrellas

Esta aplicación tiene un formato similar al Power Point y a las anteriores, pero destaca por incluir la opción de imprimir, que ayuda a preparar el documento en papel, ahorrando tiempo. También existe la posibilidad de añadir y editar mapas con sus respectivos datos como población y cambiando el color de las diferentes provincias o países. Su problema de nuevo es la limitación del inglés y una interfaz poco atractiva visualmente.

Lo mejor

  • Los mapas resultan muy útiles y vistosos sirviendo como perfecto apoyo a lo que se está contando.
  • Adaptación del documento para imprimir.

Lo peor

  • Tiene un interfaz muy básica y poco atractiva.
  • Idioma en inglés.
Picktochart

Captura de pantalla de Picktochart

 

Visme.co 3 estrellas

Visme destaca por su diseño muy visual y su interfaz muy atractiva que facilita la edición. Esta aplicación está más centrada en infografías con gran carga visual, lo que resulta muy útil en presentaciones en congresos, conferencias… El mayor inconveniente es que en la versión gratuita sólo te permiten trabajar en 3 proyectos, 15 pagando 10 euros al mes e ilimitados pagando 19 €.

Lo mejor

  • Facilidad para realizar infografías muy visuales debido a las posibilidad de introducir dibujos incluso en los gráficos.
  • La versión de prueba es muy completa, casi tanto como la de pago.

Lo peor

  • Los gráficos aunque útiles se ven un poco limitados en algunas ocasiones que requieren más especialización.
  • Idioma en inglés.
Visme.co

Captura de pantalla de Visme.co

 

Canva 2,8 estrellas

Canva, al igual que Genially, está en castellano. Esto es importante porque nos ayudará a entender rápidamente la aplicación. Esta app tiene una interfaz cuidada y facilidad para agregar y cambiar los objetos de sitio, forma u orientación. El programa es gratuito, pero para acceder a entornos colaborativos hay que pagar 13 euros por persona, siendo 10 el máximo de participantes. Hay una prueba gratis de 30 días para trabajar en grupo. Al estar tan enfocada a trabajos grupales se ve un poco limitada pero es ideal para usuarios inexpertos.

Lo mejor

  • Muchas bases y diseños disponibles, además de gran variedad de dibujos y objetos muy útiles.
  • Idioma castellano.

Lo peor

  • Al no tener versión de pago individual sus contenidos se ven más limitados.
  • No tiene tantas opciones de gráficos como otras aplicaciones.
Canva

Captura de pantalla de Canva

 

Realizado por Diego Sobrecueva Martínez, Sara Pascual Sariot, Pablo Liedo Fernández, Sara Prieto Robles y Claudia Rodríguez Sánchez.

Anuncios

El hipertexto en El Huffington Post (I)

Para comenzar, hablaremos de la disposición de la página principal porque es la forma que tiene el periódico de presentar su información. Cabe destacar que la página principal es el medio que conduce hacia las informaciones del diario; lo consigue gracias a los hiperenlaces que aparecen en todos los elementos: titulares, subtítulos, entradillas, imágenes, autores…

Los contenidos de la portada se actualizan atendiendo a los criterios de actualidad, aunque en cualquier caso alrededor de las 7.00, siempre aparece un nuevo contenido abriendo El Huffington Post. Esta primera noticia es la más destacada del día, aunque a medida que van pasando las horas, pueden aparecer ahí noticias de última hora.

El nombre del autor del texto aparece en la mayoría de ocasiones, cuando la información es obra de blogueros. Sin embargo, los periodistas del propio medio no firman su trabajo. La autoría de los textos firmados se muestra mediante un hiperenlace en el nombre del autor que conduce a más artículos del bloguero.

Hay que destacar que en El Huffington Post no se cumple la función orientadora de dar relevancia a las noticias más importantes mediante la tipología y el tamaño de las imágenes porque, a excepción de la noticia del día, todas las informaciones tienen una apariencia similar, dependiendo de la columna en la que se encuentren.

La noticia con la que abre el diario ocupa todo lo ancho de la página y dos módulos de alto. Su estructura es similar a la de muchos artículos que aparecen en esta página: titular en negrita, debajo una o varias imágenes y un subtítulo o una pequeña entradilla resumen. Todos estos elementos están enlazados a la noticia desarrollada.

Noticia última hora

El resto de artículos o reportajes se disponen en tres columnas. La primera recibe el nombre de “Blogs destacados” y ahí aparecen textos más relacionados con la actualidad, muchos de ellos tienen que ver con la noticia principal y siempre aparecen firmados. La segunda columna también alberga artículos y reportajes relacionados con la actualidad, pero en esta ocasión no aparecen firmados, es decir, son informaciones elaboradas por los trabajadores del propio medio, no por los blogueros que colaboran con El Huffington Post. La tercera columna se llama “Lo más visto” y aquí aparecen reportajes curiosos sobre diversos temas. Aproximadamente en la mitad de esta columna nos encontramos con dos módulos donde aparecen las cuentas en las redes sociales del medio y tienen un hiperenlace que conduce hacia ellas.

tres columnas

Los textos no solo se organizan por columnas, sino que hay ocho secciones fijas que ayudan a encontrar la información (Portada, Política, Economía, Internacional, Tendencias, Ciencias Tecnológicas, Deportes y Blogs). Debajo, aparecen trece minisecciones que varían según la actualidad del momento, por ejemplo, Mi negocio, Charlie Hebdo o Fotografía.

Minisecciones3

En cualquier lugar del periódico, tanto en portada, en secciones o dentro de los artículos, siempre aparecen unos elementos fijos: secciones, minisecciones, la columna “Lo más visto”, el buscador, enlaces a las redes sociales y una barra donde aparecen informaciones recomendadas. Estos elementos fijos facilitan la navegación en el medio porque ayudan a ubicar al lector.

 

El hipertexto en El Huffington Post (II)

En este post analizaremos los hiperenlaces dentro de las noticias del cibermedio:

Lo más común en el periódico es encontrar micronavegación, aunque en ocasiones los periodistas también enlazan a contenidos de otros periódicos, a redes sociales o a páginas oficiales. Por lo tanto, El Huffington Post no tiene un criterio fijo entre micronavegación y macronavegación.

En los textos de El Huffington Post nos encontramos dos tipos de enlaces: unos dentro de la estructura del artículo y otros fuera.

Los enlaces que aparecen fuera del texto se corresponden con artículos relacionados, bajo el título “Te puede interesar” (aproximadamente tres o cuatro hiperenlaces) y temas amplios que conducen a varias noticias que tienen que ver con el contenido del texto, por ejemplo “Andalucía” o “El Rey abdica”.

Te puede interesar

Los nodos anclados a palabras o frases dentro de la propia noticia varían en número dependiendo de su extensión, pero colocan un promedio de entre cuatro y seis enlaces. Por lo general no existe desbordamiento cognitivo, pues para el lector es fácil saber en todo momento dónde se encuentra, aunque hay excepciones.

 

Hipertexto de RTVCyL

Rtvcyl.es es un cibermedio con una portada principal bastante variada y completa. Sus contenidos abarcan desde la programación del programa de televisión hasta una breve reseña de las noticias más destacadas de los últimos días. En el espacio central de la portada aparece la televisión a la carta para visionar cualquiera de los programas en directo o en diferido. Por tanto, su contenido principal hace referencia a la televisión, de forma que las noticias ocupan un segundo puesto por orden de importancia.

La media de noticias en portada son 13 (véase Anexo 2), ordenadas cronológicamente, y las cuales tienen una media de 15 elementos multimedia visibles complementando la información textual. De ellos, la mayoría son vídeos o imágenes.

Rtvcyl.es no está muy avanzada digitalmente

Respecto a la hipertextualidad de la portada hay que afirmar que Rtvcyl.es es un medio de fácil navegación, no existe desbordamiento cognitivo porque el lector en todo momento se siente ubicado. Esto se debe a que la web no está muy avanzada digitalmente y la estructura es muy sencilla. El usuario siempre puede regresar al inicio y además, tiene la opción de utilizar el buscador para acceder a una determinada información. Sin embargo, esta herramienta podría mejorarse incorporando una serie de filtros como buscar por fecha o por sección. Además siempre aparece el mapa web al final de cada página.

Rtvcyl.es nunca destaca una noticia por encima del resto, excepto en ciertas ocasiones en las que esta tiene un contenido muy importante (por ejemplo, el atentado contra Charlie Hebdo en Francia 7/01/2015). En caso de sucesos tan importantes, la noticia aparece enlazada a otras relacionadas para completar la información del caso. Pero esto se realiza extraordinariamente en determinados casos.

No suelen existir enlaces y anclajes para complementar

Atendiendo a la hipertextualidad de las noticias, Rtvcyl.es tiene una estructura lineal con alternativas. Dentro de una noticia puedes acceder a los comentarios, a las redes sociales o en ocasiones, a noticias relacionadas. Esto significa que, en alguna ocasión, solo existe la micronavegación dentro del propio medio. El resto de ocasiones no existen ni enlaces ni anclajes para completar la información. La macronavegación se observa en los enlaces para compartir sus contenidos en las redes sociales, por lo que suele recurrirse a la navegación perfecta, lo que facilita identificar los botones de las diferentes redes sociales.

La mayoría de las noticias se estructuran en pocos párrafos porque esta información se plasma con la información de las agencias de noticias. Esto queda patente en la autoría explícita de las mismas. Por el contrario, la hora de actualización no figura en la página, mientras la fecha de la misma sí.

En definitiva, se puede concluir que Rtvcyl.es es un cibermedio en desarrollo que apuesta por la programación televisiva a la carta pero que podría mejorar otros aspectos como el buscador, los elementos multimedia o la estructura de las noticias.

Tipología del cibermedio As.com

Para empezar, As.com se diferencia de otros espacios de Internet porque se trata de un cibermedio, es decir, un medio digital con contenidos elaborados bajo un criterio periodístico. Además es un medio de comunicación de masas: es la versión digital de uno de los periódicos deportivos más leídos de España.

egm foto

As.com es un medio global que no tiene fines representativos, de una organización o una persona, sino informativos. Se dirige a un público general, sin personalizar, aunque es cierto que es un medio especializado en el deporte y sus informaciones se centran a menudo en el fútbol.

As.com adopta los esquemas de comunicación de un medio de masas tradicional, es decir, que tiene una sede y una redacción fija desde donde los periodistas producen las informaciones. Además se encuentran en el mismo espacio de trabajo que los redactores de papel. Sin embargo trabajan de manera independiente, aunque ambos beben de las mismas fuentes.

También realizan diferentes reuniones a lo largo del día en las que se decide la agenda setting y se reparten lo que van a cubrir. Allí también hacen un análisis sobre las noticias que tienen más visitas.

Interactividad

compartirEn cuanto al nivel de dinamismo, en As.com tienen en cuenta la interactividad de los usuarios con la web, una de las características de los cibermedios. En la parte superior de cada noticia se encuentra un menú horizontal donde aparecen los botones de las redes sociales en las que el medio está presente (Facebook, Twitter, Google+ y Tuenti), a través de esa barra se puede compartir las informaciones en estas redes sociales. Además en la portada y en las diferentes secciones, en la parte superior izquierda de cada noticia hay un icono que indica cuántos comentarios ha recibido el post y haciendo clic sobre ese icono se accede directamente a ellos.

 

Actualización e inmediatez

Así mismo, este cibermedio se caracteriza por la constante actualización de sus contenidos. Tal y como nos explicó Iñako Díaz Guerra (Jefe de Sección As.com y cronista del Atlético de Madrid y de baloncesto), la web está en continua actualización. Esto además se puede comprobar en la parte superior izquierda de la cabecera donde indica la hora y el día de la última actualización.

También cabe destacar su apuesta por la inmediatez. Por ejemplo, cuando se celebran partidos importantes se hace una retransmisión en directo y minuto a minuto por escrito de las jugadas y lo que ocurre en el campo, que se enriquece con una infografía sobre los tiros a puerta y los goles desde diferentes perspectivas.

Hipertextualidad

Por otro lado, la utilización de la hipertextualidad es evidente. Aunque ya se analizará en profundidad más adelante, la política de As.com es la de la micronavegación: “Se intenta enlazar todo a páginas nuestras. Si se hacen unas declaraciones a un medio del grupo, se cogen de ahí. Entre El País y El Mundo, se intenta enlazar a El País, pero si la noticia la da El Mundo nos la tenemos que envainar y enlazar a El Mundo” así nos lo explicaba Iñako Díaz Guerra en la entrevista que realizamos en la redacción de As.

Se intenta enlazar todo a páginas nuestras. Si se hacen unas declaraciones a un medio del grupo, se cogen de ahí

Multimedialidad

En lo que concierne al contenido multimedia, As.com enriquece sus noticias con imágenes y videos, de los que se nutren gracias a AsTV. Esta variedad de formatos hace la página web más vistosa, de este tipo de contenidos también profundizaremos más adelante.

Las explicaciones gráficas de algunos deportes, en ocasiones, son la clave para entenderlos. Por eso As.com incorpora otra de las características de los cibermedios: las infografías. Este diario digital ha sido galardonado en diversas ocasiones con premios Malofiej y otros premios de diseño por algunas de sus informaciones infográficas.

Participación con los lectores

Para analizar el nivel de participación de los usuarios es preciso destacar la gran actividad que los redactores de As.com hacen en redes sociales como Twitter. Interactúan de manera activa y desde sus cuentas personales con los lectores, de hecho así fue como pudimos contactar con Iñako Díaz Guerra  para la entrevista. Para que el usuario conozca a los redactores, muchos de ellos escriben un blog con sus reflexiones sobre temas concretos, aunque no todos lo actualizan con la misma frecuencia.

Como conclusión podemos sacar que nos encontramos ante un cibermedio cuyo objetivo principal es el de la difusión de la información deportiva desde una perspectiva periodística, conseguir ser un diario deportivo de referencia y hacer llegar sus noticias al mayor número de lectores posible.

 

Autores:

  • Miguel Fernández
  • Álvaro Santamaría
  • Laura Pérez
  • Marta Merino

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (1/3)

géneros informativos. Lamono magazine

La sociedad cambia. Lo hace continuamente y, cada vez, con mayor rapidez. Internet y todo lo que engloba se perfila en este proceso como causa y consecuencia. Para acercarnos a esta dicotomía y lograr comprenderla, la acotaremos al ámbito de los géneros periodísticos. Ramón Salaverría y Rafael Cores (2005) los definen como las «respuestas culturales a demandas sociales surgidas en un contexto histórico determinado», a lo que añaden que «su aparición, por tanto, no es gratuita: los géneros nacen siempre de la necesidad de satisfacer una función social». Es decir, tenemos un escenario con dos grupos de actores: el que propicia este cambio social y el que sufre sus consecuencias. Internet, como elemento destacado del desarrollo de las TICs, juega un papel fundamental en la transformación social del siglo XXI. La ha fomentado y, sobre todo, acelerado, hasta situarla en un marco de desarrollo exponencial.  El segundo grupo conforma una especie de sujeto pasivo que experimenta las consecuencias de esta transformación. Este se extiende, en realidad, a todos los ámbitos de la actuación humana, puesto que las TICs han alterado –en diferente grado dependiendo del lugar- todas sus dimensiones: desde las actividades corrientes y diarias, como comprar, realizar diversas gestiones o comunicarse,  hasta las propias relaciones personales. También, por tanto, el Periodismo; surgiendo nuevas formas nacidas en la World Wide Web que aún se siguen perfilando y concretando.

No solo se transforman los géneros, sino que también surgen otros nuevos. José Francisco Sánchez y Fernando López Pan (1998) afirman que «toda nueva actividad social conlleva indefectiblemente el nacimiento de unos géneros específicos». Algo lógico si pensamos en todos las oportunidades de la Red –multimedialidad, hipertextualidad, interactividad– de las que no podemos disfrutar en los medios tradicionales. También en ello influye la forma de consumo, diferente en cada uno, y la ya mencionada transformación social, que genera unas necesidades diferentes a las de estructuras anteriores.

A pesar de que ya hace algunos años del comienzo de la utilización de Internet en el Periodismo, no todos los medios aprovechan esas posibilidades que brinda y que ya hemos mencionado. El Ciberperiodismo –y, por tanto, la utilización y desarrollo de los géneros- se encuentra aún en un proceso de prueba y error en el que podemos diferenciar varios niveles. Para Salaverría y Cores (2005), coexisten cuatro fases:

  1. Repetición. Corresponde, como su propio nombre indica, a la mera reproducción de los géneros y formatos textuales del Periodismo tradicional. Muchos de los medios con presencia en Internet aún hoy vuelcan los contenidos de su versión impresa en la web. También hay que tener en cuenta aquí que cuanto más modestos sean, menos capacidad tendrán para fabricar diferentes informaciones para sus distintas plataformas. Aunque no hay que perder de vista que, para que se dé esta situación, no hace falta que se repitan los contenidos de otros medios impresos o audiovisuales, es suficiente con que lo hagan sus géneros.
  2. Enriquecimiento. Según Salaverría y Cores (2005), este estadio hace referencia al momento en que «el género, aun respetando el canon formal de su género correspondiente en el medio impreso o audiovisual, incorpora posibilidades hipertextuales, multimedia y/o interactivas». Es decir, correspondería a aquellas informaciones que agregan al modelo tradicional alguna nota multimedia, hipertextual o interactiva.
  3. Renovación. Se reconfiguran íntegramente los géneros tradicionales disfrutando de las nuevas posibilidades que ofrece el ciberespacio. Es un género enriquecido que da un paso más. En esta fase, hipertextualidad, multimedialidad e interactividad son indisociables del género periodístico.
  4. Innovación. Se da en el momento en que, sin partir de géneros preexistentes, se crean otros nuevos. Eso sí, pueden presentar, a su vez, rasgos propios de los medios tradicionales, de uno o de varios.

En el caso de los medios de comunicación españoles, encontramos gran variedad: desde aquellos que siguen participando del mero volcado de contenidos hasta los que introducen géneros nuevos. Por lo general, sobre todo en las ediciones digitales de medios preexistentes, ofrecen un contenido enriquecido con géneros creados ex profeso para Internet, como los weblogs, que son muy habituales.

El grado de imbricación con las posibilidades de la World Wide Web no es una ciencia exacta: cada medio de comunicación presenta una características propias que hacen necesario un análisis personalizado y pormenorizado. Nosotras nos centraremos en los géneros de Lamono Magazine siguiendo la clasificación defendida por Salaverría y Cores (2005).


Géneros informativos

La labor fundamental de este tipo de géneros es la transmisión de información de forma clara, concisa y desapasionada, aunque, como en cualquier tipo de proceso comunicativo, la labor interpretativa y el criterio de selección del periodista juegan un papel fundamental.

La noticia

La noticia, como género informativo por excelencia, puebla la mayor proporción de espacio en la Red en lo que a medios de comunicación se refiere. Un estudio realizado por Ramón Salaverría y Rafael Cores en 2003 revelaba que las ediciones digitales de El Mundo, El País y La Vanguardia reservaban un 75% de sus líneas a las noticias. En cuanto a las portadas, sumaban un 42%.

Los medios que tienen una versión impresa, suelen apoyarse en esta a la hora de redactar sus noticias para la web. El grado de elaboración específica para la plataforma digital varía en las diferentes publicaciones: pueden realizar un volcado de los textos impresos, tomarlos como base o complementarlos con las posibilidades que ofrece el entorno digital –en diferente medida- o elaborar nuevas informaciones.

En la actualidad, hay algunos rasgos principales de la noticia tradicional que se mantienen en la escritura digital y algunos aspectos que se han añadido, precipitados por las propias singularidades de la web. Veámoslo en un caso concreto.

“mind the step te invitan a su concierto” 

Noticia en Lamono

Noticia en Lamono

Características del Periodismo tradicional:

    • Título informativo. Esta noticia cumple el requisito de la brevedad, aunque no aporta todos los datos necesarios para comprender la información. Nos ofrece el “quién” (Mind the step) y el “qué” (te invitan a su concierto), pero queda algo cojo a no ofrecer datos tan relevantes como la fecha o el lugar de la actuación, ¿o es que es el único concierto que van a dar como grupo en lo que resta de su carrera? Nos ha llamado poderosamente la atención que todas las letras de los titulares son minúsculas. Nos hemos supuesto que se debe a criterios estéticos y a una correlación con el carácter rompedor de la publicación en cuanto a los temas elegidos; aunque, como hemos indicado, no son más que meras suposiciones.
    • Entrada de sumario. Encontramos unas líneas que se corresponden con el inicio del texto íntegro. En el caso de esta noticia, completa el titular con información como el día del concierto (30 de noviembre) y el lugar (Sala Apolo), pero sigue quedando cojo. Al ofrecer solo un aperitivo, puede inducir al lector a pinchar en el enlace, pero creemos que es mejor que o bien ofrecieran un párrafo completo o bien redactaran un sumario específico.
Noticia en Lamono

Noticia en Lamono

  • Pirámide invertida. Solo encontramos un único párrafo en la noticia. A pesar de ello, en su desarrollo, la información sí se presenta de forma decreciente: primero ofrece los datos del concierto para continuar con otros sobre el grupo y su nuevo disco y finalizar con un link a su cuenta de Spotify y un videoclip. Tenemos que apuntar, también, que los datos básicos de la noticia (concierto, grupos, fecha, lugar y precio) aparecen tras el párrafo informativo destacados en negrita a modo de resumen.
  • Estilo impersonal. Este requisito no lo cumple en absoluto, utiliza un lenguaje coloquial con carga valorativa. De ello dan cuenta expresiones como “lo está petando”, “sin tener que pagar un duro”, “música libre de espíritu” o “ritmos contundentes que te envolverán en una agradable bruma dominguera”.

Características propias del Ciberperiodismo:

  • Título-enlace. En efecto, el titular de la noticia, que aparece en la página de portada, es el anclaje hipertextual. Haciendo click en él llegamos al texto íntegro.
  • Título con palabras clave. Aparece el nombre del grupo y la palabra “concierto”. Da, en efecto, algunas pistas a los buscadores aunque consideramos que debería ser más específico. Para ello, podría incluir términos como: “Apolo”, “Madrid”, “noviembre” o “gratis”.
  • Datación exhaustiva. Solo aparece una fecha de edición, en la que no se especifica la hora ni las actualizaciones. En el texto indica el día y el mes de la actuación; debería incluir también el año. En cuanto a la hora del bolo, no indica el meridiano. Esto puede parecer innecesario conociendo el lugar de actuación, pero hay que recalcar que en ningún momento apunta la ciudad ni el país, solamente habla de “la [2] de Apolo”.
  • Párrafo de enganche o teaser. Ya hemos analizado este aspecto en el punto 1.2.
  • Enlaces documentales. Encontramos dos enlaces integrados en el texto, ambos externos (macronavegación): uno remite al sitio web del grupo y el otro, a su cuenta en Spotify. Desde el reproductor de vídeos de Youtube, puede accederse al visionado del clip en ese portal. Este escaso uso del hipertexto se nos hace insuficiente. Creemos que sería útil que ofreciera la posibilidad de llegar al sitio web de la Sala Apolo, si existiera un portal de venta de entradas (en ningún momento especifica si es necesario solicitar pase o no), también, informaciones sobre su nuevo disco o un hipervínculo a la web del conjunto con el que comparte tablas, Albufera. Además podría enlazar con una página en la que se recogieran todas las informaciones que han redactado sobre el grupo, lo que favorecería la micronavegación y aumentaría el tiempo de permanencia en Lamono. Sí se puede acceder, en cambio, a las categorías en que está archivada la noticia así como a posts relacionados (aunque solamente es uno y no tiene que ver con el grupo) y tiene un sistema de etiquetas (aunque poco visible por su posición –justo antes de los comentarios- y tamaño). Los enlaces se diferencian del resto de texto por su color, el rojo (misma tonalidad hayas pinchado o no en el hipervínculo).
Enlaces en la noticia en Lamono

Uso del hipertexto

Escritura digital:

Utiliza un tono más coloquial que la prensa impresa. Las frases, en algunas ocasiones, se exceden en tamaño. También el párrafo, que, además, se presenta en solitario. Sería más útil y apropiado desgajar los diferentes temas que trata la noticia en varios párrafos. Además, evita el uso de negritas para resaltar los datos más importantes; las relega al título y a ese “plus” del que hemos hablado anteriormente en el que da los datos básicos del concierto. En este sentido, el contraste entre el párrafo y esta información hace que resalte la segunda (y ayuda a Google a enlazar), aunque también pude confundirse con el título del vídeo o una referencia a este. Las referencias temporales y espaciales, como ya se ha apuntado, son insuficientes e inexactas. La legibilidad es buena tanto por colores (letra negra sobre fondo blanco) como por la elección de la justificación izquierda (o bandera derecha), que en la Web ayuda a que el ojo descanse.

Otros puntos a tener en cuenta son la posibilidad que ofrece de enlazar con las redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram y Tumblr), de suscribirse a su newsletter y de seguir la actividad de la publicación en Disqus, el aprovechamiento de la multimedialidad (con el vídeo de Youtube) y la opción de los comentarios.

Finalizamos indicando que estas noticias no aparecen en la publicación impresa. Se presentan a modo de píldoras informativas que dotan de actualidad el sitio web.

La infografía

Si hay una variedad que demuestra el desfase de la aplicación de los géneros tradicionales al ciberespacio es la infografía. En los medios de comunicación “analógicos” se emplea como recurso para acompañar y complementar otras informaciones, pero nunca de forma aislada. La Red la ha erigido como un género en sí mismo que se beneficia de la multimedialidad, de la interactividad y del hipertexto. Nace, de este modo, la infografía interactiva o multimedia.

Lamono Magazine no se ha sumado a esta tendencia (al menos, en todos los artículos que hemos consultado). Nos ha resultado curioso al ser una revista con una temática bastante novedosa. Consideramos que un correcto aprovechamiento de este género sería muy beneficioso para el sitio web.

El único elemento que podríamos relacionar con este género lo encontramos en los carteles que en ocasiones se ofrecen como complemento a determinadas informaciones, como exposiciones, festivales o conciertos. No es infografía como tal ni está elaborada por la revista ni aprovecha las posibilidades de Internet, pero es lo más aproximado que hemos encontrado.

Datos en bruto

Con los datos en bruto ocurre algo similar al caso de la infografía: ya eran utilizados en los periódicos impresos, pero se dedicaban en la mayoría de ocasiones a completar la información que ofrecían otros géneros periodísticos. En el mundo virtual, por el contrario, alcanzan la categoría de género o, al menos, de subgénero.

Lo hacen avalados por su capacidad para suministrar información clara, precisa y actual. Toman forma como textos acabados que ofrecen la posibilidad de adaptarse a las preferencias del lector. Existen varios niveles de estructuración.

Como en el asunto infográfico, en el medio analizado no los encontramos reflejados.

En ambos casos lo achacamos a la propia naturaleza de la publicación, que, si bien ofrece textos informativos y contenidos de actualidad, adquiere una forma y trata unos temas muy poco susceptibles de ser abordados mediante este género. Por supuesto, datos sobre determinados movimientos artísticos o el estudio de casos concretos podrían presentarse así, pero, por ahora, los transmiten de otras maneras.

 


 Descubra más sobre los géneros en:

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (2/3)

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (3/3)

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (2/3)

géneros interpretativos y dialógicos. Lamono magazine

Géneros interpretativos

Como ya hemos explicado con anterioridad, la frontera entre la interpretación y la información es muy difusa. Cualquier actividad informativa conlleva cierto grado –en unas ocasiones mayor; en otras, menor- de apreciación personal, aunque sea en la mera elección de los temas o en la forma de estructurarlos. En Internet, la línea divisoria se vuelve aún más fina.

Los géneros interpretativos tienen como objetivo situar la información en un contexto y relacionarla con diferentes elementos de su entorno.

El reportaje

El reportaje contextualiza la información y la pone en relación con múltiples elementos. Para ello, ya en papel hace uso de una gran variedad de recursos, tanto narrativos como gráficos. Lo que, extrapolado a la web, lo convierte en el género enriquecido por excelencia y el más proclive a aprovechar las posibilidades del ciberespacio. Por ello, en el caso que vamos a analizar, estructuraremos el estudio en tres bloques, correspondientes a cada una de ellas.

A la hora de analizar el reportaje en Lamono, lo primero que se debe notar es que no trata este género de la forma a la que estamos acostumbrados en otros cibermedios. De hecho, sus textos suelen ser poco más largos que los de las noticias y el uso del hipertexto y del lenguaje es similar. Sí se diferencian en el uso del material gráfico: los reportajes están ilustrados por un gran número de fotografías. Aquí, la hibridación es muy alta.

“expo: blue series by jules julien”

Hipertextualidad:

Reportaje en Lamono

Reportaje en Lamono

Reportaje 2

Reportaje en Lamono

Reportaje 3

Reportaje en Lamono

Reportaje 4

Reportaje en Lamono

Reportaje 5

Reportaje en Lamono

El reportaje presenta enlaces documentales, aunque escasos en número (siguiendo la tónica general del sitio web). En concreto, aporta dos: uno la web del artista y el otro, a los textos de la publicación con la etiqueta “Espai Tactel”, la galería valenciana donde se expone la obra del autor francés. Tenemos, por tanto, un enlace externo y otro interno; macro y micronavegación. El primero de ellos podría considerarse, a su vez, un documento íntegro, pues el nodo al que nos transporta ofrece la totalidad de la obra de la que se nos habla en el texto. El segundo, que, como ya hemos apuntado, se trata de una etiqueta o tag, no nos convence demasiado. Quizás sería más útil enlazar con la web de la propia galería y delegar ese enlace interno a la etiqueta que ya se nos ofrece al final del reportaje. ¿Para qué ofrecer el mismo enlace dos veces? Quizá sería mejor enriquecer el texto con otros hipervínculos que ampliaran y complementaran la información.

Los anclajes están tanto dentro del propio texto (los desarrollados en el párrafo anterior) como exentos al mismo (el caso de las dos etiquetas: “espai tactel” y “jules julien”).

En el reportaje no se utiliza fragmentación hipertextual.

Multimedialidad:

La clausula de las galerías y secuencias fotográficas la cumple sin duda. De hecho, esta es la principal diferencia entre los reportajes y las noticias (como hemos señalado antes, el resto de elementos son muy parecidos). No se ofrece una opción exenta al texto, sino que aparecen integradas: una fotografía lo encabeza y el resto se disponen tras él. Nosotras no hemos notado ralentización en el tiempo de carga de la página, aunque quizá desde otros terminales sí se acuse.

En cuanto a la infografía, como ya se ha señalado en el apartado correspondiente, no hemos encontrado material elaborado ex profeso como complemento a las líneas. Lo que sí se aporta en ocasiones –como en esta- son carteles informativos acerca de las actividades. En este caso, aporta información acerca del lugar y fecha donde se realiza la exposición, el nombre del artista, una pequeña sinopsis, datos de contacto y sponsors. Este material no es multimedia ni ofrece posibilidades de interacción.

Este reportaje no ofrece información en forma de audio ni de vídeo. En otros casos, sí se facilitan vídeos de Youtube.

Interactividad:

No se ofrece el email del autor ya que los artículos de Lamono no tienen firma personal, todos aparecen bajo la rúbrica genérica de la revista. A pesar de ello, se puede interactuar con la publicación vía redes sociales: compartir en Twitter, Pinterest, Google+ y Facebook y dar un ‘me gusta’ en esta última. También se nos ofrece la posibilidad de escribir comentarios y marcar como favoritos los de otros usuarios (previo acceso con una cuenta de la plataforma o de Facebook, Twitter o Google). Se hace a través de Disqus, que, a su vez, actúa a modo de foro aglutinando todos los comentarios de la web (sin estructurarlos, eso sí, en temas).

Comentarios en el reportaje

Comentarios en el reportaje

Plataforma Disqus

Plataforma Disqus

Otros aspectos:

En primer lugar, el titular sigue el mismo esquema que en el resto de informaciones. Se trata de un título-enlace: es el anclaje que conecta el adelanto informativo con la página en que se desarrolla el texto completo. En este caso, es idóneo: es breve y aporta los datos más importantes, aunque podría ser más completo. Solo emplea minúsculas.

Ofrece en el primer nodo las tres líneas iniciales del cuerpo, de modo que este gancho queda cojo. Sería más efectivo un sumario redactado expresamente para esa ubicación.

La estructura de redacción se acerca más a la piramide utilizada en literatura que a la invertida propia del Periodismo; se aleja, de todos modos, de la deimada o tumbada, la más útil, quizá, para estructurar el reportaje en el ciberespacio. Este es un aspecto coherente con su práctica de no utilizar el hipertexto para no disponer por capas las informaciones. Incluye las características líneas en negrita tras el grueso del texto de la publicación; en ellas ofrece los datos básicos de lo narrado (un binomio –negritas + palabras clave- que favorece su posicionamiento en Google).

Su estilo no es nada impersonal o imparcial, aunque esa libertad literaria tiene más margen en este género. De hecho, utiliza unos giros mucho más extrapolables al reportaje tradicional que en el caso de la noticia. Ejemplo de ello es su conclusión: “Viva el azul y su poder de reunificación, una cita imperdible”.

La datación no es exhaustiva: solo aparece una fecha de edición, en la que no se especifica la hora ni las actualizaciones.

Acabamos con la redacción: el párrafo es excesivamente largo, también lo son alguna de las frases, no señala las palabras clave del cuerpo en negrita y la legibilidad es buena.

La crónica

Si el autor importa en el Periodismo en algún momento, sin duda, es en este. Curioso es, por tanto, que las crónicas de Lamono no aparezcan siempre firmadas de forma personal. Esto puede valorarse en una doble vertiente:

  1. Negativa, puesto que en la crónica el periodista es simultáneamente autor y fuente, por tanto, es importante que el lector conozca quién le está contando la información para valorar su veracidad. También es peligroso puesto que aglutina todas las apreciaciones personales bajo el nombre “Lamono” y es muy difícil que a todas las personas que forman parte de un medio de comunicación valoren de igual modo los mismos aspectos.
  2. Positiva, ya que supone un grado de confianza en la publicación tal que no importa el nombre concreto.

Aunque, como habrá podido advertirse con ese «siempre», en algunos casos sí que se apunta la autoría. No se hace, como estamos acostumbrados, bajo el título y al lado de la fecha de publicación, sino al concluirse el texto. Esta anotación no aparece siempre y no sabemos qué criterio sigue Lamono para incluirla o no.

Atendiendo a la generalidad de la crónica, se trata de un género que converge con la noticia en la actualidad de las informaciones, pero difiere de esta en la presencia narrativa de la figura del periodista.

En cuanto a su aplicación al entorno digital, está directamente imbricada con los webolgs. Estas plataformas permiten que la voz del periodista siga manteniendo su importancia y, a la vez, facilitan la actualización de los contenidos. Otras de sus ventajas son: textos breves (más relacionados con las necesidades de la Red que con las de la crónica), orden cronológico inverso, datación exhaustiva y presencia de un título. Cada una de estas piezas no sería una crónica, pero sí lo compondría la suma de todas las entradas de la bitácora digital.

Lamono no utiliza la figura de los blogs, al menos de la forma que lo hacen otros medios digitales. Dentro de los contenidos de la web, esta práctica no tiene cabida, algo coherente con su política de firmar todos los artículos con el nombre de la revista y no con los de sus autores (aunque, como hemos visto, este aspecto aparece aclarado en ocasiones). En cambio, sí podemos considerar el sitio web un gran weblog en su conjunto. Estas son las razones que aportamos:

    • Utiliza una plantilla de WordPress, algo fácilmente constatable en su código fuente:
Código fuente

Código fuente

    • Sus textos se presentan de forma cronológicamente inversa:
Orden de los posts

Orden de los posts

  • Son textos breves que, contemplados en conjunto, forman un todo.
  • Utiliza el sistema de etiquetas.
  • Las informaciones, se engloben en el género que se engloben, tienen un estilo personal plagado de valoraciones.

A pesar de este carácter integral, podemos diferenciar determinados textos que presentan algunas características fácilmente asimilables a las de la crónica. Veamos uno de ellos.

review: CONS project x sivasdescalzo

Crónica en Lamono

Crónica en Lamono

Crónica 4

Crónica en Lamono

Crónica 5

Crónica en Lamono

Crónica 6

Crónica en Lamono

Crónica 7

Crónica en Lamono

Crónica 8

Crónica en Lamono

Crónica 9

Crónica en Lamono

Crónica 10

Crónica en Lamono

Crónica 11

Crónica en Lamono

Crónica 12

Crónica en Lamono

El primer elemento que nos indica ante qué tipo de texto estamos, aparece en el título: “review”, y nuestras sospechas se confirman nada más empezar a leer el texto con ese «El pasado sábado, nos fuimos de fiesta». A partir de ahí, cuenta el evento al que asistieron (todo lo narra en primera persona del plural) y lo que ocurrió en él –de forma bastante detallada teniendo en cuenta el tamaño del texto, pero sin profundizar demasiado).

En esta ocasión, tras el grueso del texto, aparece la firma de quien lo ha escrito. Esta anotación sirve, además, de enlace a la web de la autora, Luiza Lacava.

Firma de la crónica

Firma de la crónica

Comenzaremos analizando el titular: “review: CONS project x sivasdesclalzo”. El requisito de brevedad, lo cumple. En cuanto a su función informativa, valoramos positivamente que indique “review”, pues es un elemento que ayuda al lector a saber que va a encontrarse si decide leerlo. Incluye también el nombre del evento –“CONS project”- y la empresa que colaboraba en su organización -“silviadescalzo”-. Podría ser más completo y añadir el lugar donde se realizaba (ya que CONS project ha realizado un recorrido por lugares muy diferentes) o algunos de los artistas invitados.

Como en el resto de entradas, se trata de un título-enlace que sirve de anclaje entre el aperitivo de la noticia en su sección correspondiente y el texto íntegro.

En cuanto al teaser, sigue también el camino marcado por los géneros analizados anteriormente: se reproducen las primeras líneas del cuerpo, lo que puede ser útil o no, dependiendo de cada caso concreto. En este, no es nada esclarecedor.

Teaser de la crónica

Teaser de la crónica

En cuanto al desarrollo del texto, presenta la estructura libre propia de la crónica (comienzo y final con gancho, descripción de los hechos, autor testigo) y un estilo personal. También introduce valoraciones, quizá rozando lo opinativo («un ambiente inmejorable»), más propio de una crítica.

El párrafo es excesivamente largo para la Web; también lo son sus frases. Sería mejor estructurar la información en varios párrafos. No aparecen negritas que señalen las palabras más importantes, lo que dificulta la lectura y que los buscadores y agregadores de noticias enlacen.

La justificación y elección de los colores en letras y fondo favorecen la legibilidad.

La datación, como en el resto de ocasiones, no es exhaustiva. Solo muestra una fecha de edición, en la que no incluye hora ni lugar. No aparecen últimas actualizaciones.

En cuanto al hipertexto, no utiliza estructuración por capas. El número de enlaces sigue siendo escaso: cuatro integrados en el texto y uno en el nombre de la autora. En cuanto a los primeros, tres de ellos son externos (macronavegación): “Converse” deriva a la web de la marca, lo mismo que “silviadelgado”; “Alizzz”, a la página en Facebook del artista. El restante, se trata de un enlace interno (micronavegación) con anclaje en “CONS Project”, que conduce a una noticia de julio que informaba sobre el próximo evento, sobre el que se explica en la crónica. Por una parte, está bien porque explica en qué consiste el mismo, pero, por otra, puede generar confusión ya que es difícil que el internauta se imagine que ese link le lleve a un artículo anterior de la revista, quizá seria mejor que enlazara con la web del proyecto y que se relegara ese artículo previo a un cuadro exento con artículos recomendados. Añadiríamos, asimismo, hipervínculos a las webs del resto de artistas o a los CONS Projects ya celebrados de los que se habla. El enlace a la autora del texto nos parece muy útil, pero añadiríamos en la misma crónica su cuenta en alguna red social, para fomentar la interactividad.

Tiene, también, etiquetas. En concreto, las siguientes: “Alizzz”, “Cons project”, “Converse”, “converse cons”, “Converse Weapon”, “fiesta”, “review” y “sivasdescalzo”. La utilización de tags es muy útil, ya que no solo ofrece al lector un acervo de artículos que le pueden interesar, sino que, además, favorece la micronavegación y aumenta el tiempo de estancia en el sitio. Por ello, añadiríamos etiquetas, también, a los artistas que participaron en el evento (al ser desconocidos para el gran público, es más difícil hacerles un seguimiento mediático y webs como estas son muy útiles para sus seguidores).

Ofrece, asimismo, un cuadro exento con “Posts relacionados”, aunque solo enlaza a dos de ellos.

En cuanto a interactividad, ofrece la posibilidad de enlazar con sus cuentas en redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram y Tumblr), compartir el contenido en ellas, suscribirse a su newsletter y comentar con la ya comentada plataforma Disqus.

Acabamos con la mutimedialidad: no acoge vídeos ni audios, pero sí integra una cantidad de fotografías del evento, que, además, no ralentizan el tiempo de carga (al menos desde nuestro dispositivo). Sería bueno, de todos modos, que incluyera galerías fotográficas.


Géneros dialógicos

Los géneros dialógicos son aquellos que tienen como base la conversación (escrita u oral) entre dos o más personas, se produzca esta de forma síncrona o asíncrona. En el medio digital, está cobrando mayor protagonismo el lector, lo que ha generado ciertos cambios en el lenguaje y los está encumbrando al papel de género propio, pues en el Periodismo tradicional en muchas ocasiones servían de apoyo de otras noticias.

Entrevista

La entrevista, género dialógico por excelencia, también tiene su hueco en Internet. Además de la versión tradicional -en la que un periodista conversa con un personaje conocido para, posteriormente, colgar el resultado final en la Red-, han surgido nuevos tipos. Es el caso de la entrevista con los lectores o charla con los usuarios. En ella, los cibernautas mandan sus preguntas, que constituirán el corpus del encuentro. Puede realizarse de forma simultánea o asíncrona y la labor del periodista es hacer una selección de las cuestiones; en ocasiones, se utiliza la webcam. Posteriormente, se edita el texto para colgarlo y se suele avisar de la reunión con anterioridad. Hay, también, encuentros con periodistas especializados que se realizan de forma periódica.

En el caso de Lamono, las entrevistas las encontramos en la sección “Features”. Se trata de entrevistas tradicionales que, curiosamente, no se reproducen en la web. En ella solo encontramos la presentación del personaje (en castellano y en inglés) y un enlace al PDF del número correspondiente de la revista, en la que aparece la conversación desarrollada. Veámoslo con un ejemplo.

“issue insides: brooks sterling, do whatever you should”

Entrevista en Lamono

Entrevista en Lamono

Entrevista 2

Entrevista en Lamono

Entrevista 3

Entrevista en Lamono

Entrevista 4

Entrevista en Lamono

Entrevista 5

Entrevista en Lamono

Como se puede comprobar en las imágenes, la publicación ofrece una pequeña introducción a la figura del interpelado, tanto en castellano (en redonda y color negro) como en inglés (en cursiva y color gris), y sendos párrafos en los que ofrece un enlace directo al número de la revista en PDF en que se puede leer de manera completa. El párrafo de inicio es el mismo que en la edición impresa, dicotomía lingüística incluida.

Entrevista 6

Entrevista en el número en PDF

Comenzando por el título, ofrece varios datos importantes, como que se trata de un texto desarrollado íntegramente en la versión impresa (“issue insides”) y el nombre del entrevistado. A ello lo sigue un “do whatever you should”, propio de títulos reportajeados en entrevistas pero poco útil a la hora de posicionarse en buscadores o enlazar con agregadores de noticias, pues, como en el resto de posts, se trata de un título-enlace. También en esta ocasión, el teaser se compone de las primeras líneas del texto íntegro.

El párrafo es más corto que los que utiliza Lamono en el resto de géneros. Mantiene la tipografía, la justificación, el uso de negrita y el color (negro sobre blanco) en las líneas en castellano; en el fragmento en inglés, opta por la cursiva y el tono gris.

También da a conocer la autoría de la entrevista, aunque sigue apareciendo el genérico “lamono” al lado de la fecha de publicación (que sigue el mismo formato que en los ejemplos anteriores). Aparece a la conclusión de la presentación del siguiente modo: “T: Bea Salas”, pero no nos ofrece un enlace a su web o a sus cuentas en redes sociales.

Solo encontramos un enlace integrado en el texto; tiene su anclaje en el nombre del entrevistado (Brooke Sterling) y conduce a su sitio web. En ubicaciones exentas, ofrece un enlace relacionado y el sistema de etiquetas (con siete tags).

En cuanto a la interactividad, como en el resto de casos analizados, podemos conectar con la cuenta de la publicación en diferentes redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Google+ e Instagram), compartirlo en las cuatro primeras, suscribirnos a la newsletter y acceder al sistema de comentarios con la plataforma Disqus.

La multimedialidad no está explotada: únicamente nos muestra la clásica disposición de fotografías (en este caso, del entrevistado) de que hace uso Lamono en otros géneros. No hay vídeos ni archivos sonoros.

Foros

El foro es un diálogo en diferido. Es un espacio de debate en que los usuarios discuten sobre diversos temas, previamente establecidos. Los comentarios se van acumulando en orden cronológico.

El periodista suele encargarse de filtrar los comentarios, previamente a su publicación o a posteriori. Ni participa ni corrige, sólo filtra.

El único requisito para que el internauta pueda participar en él es su previa identificación –y, por tanto, registro-. Este mecanismo no es estricto, por lo que puede refugiarse en el anonimato mediante el uso de un apodo.

En Lamono, no encontramos foros como tal. Lo que más se acerca es el sistema de comentarios del que ya hemos hablado, el de la plataforma Disqus, que se encuentra al final de cada post.

Disqus en Lamono

Disqus en Lamono

Se accede a él a través del propio Disqus, así como de Facebook, Twitter y Google.

Acceso a Disqus

Acceso a Disqus

Cuando pinchamos en la pestaña “lamonomagazine”, se desplega a la derecha una ventana en la que podemos consultar los comentarios o las interacciones más recientes en cada una de las entradas de la publicación, así como el top de discusiones y de usuarios que comentan. Por ponerle un pero: no poder expandir esta ventana hace que sea un poco incómodo (por su escasa anchura) interactuar. Aunque esto se arregla con la opción de hacer el seguimiento en el propio Disqus.

Ventana de Disqus en Lamono

Ventana de Disqus en Lamono

Cuenta de lamonomagazine en Disqus

Cuenta de lamonomagazine en Disqus

Los motivos que nos han llevado a incluir esta aplicación en la categoría “foros” son:

  • Se trata de conversaciones en diferido.
  • Acumulación de los comentarios en orden cronológico, aunque, en este caso, inverso.
  • Estructuración por temas.
  • Identificación previa del usuario.

Charlas

Las charlas -o chats– hacen referencia a conversaciones síncronas entre dos o más personas. Son más inmediatas pero también menos duraderas, pues los mensajes no se archivan. Generalmente, se realizan en torno a un tema concreto y los periodistas no suelen participar en ella.

Los usos y formas de el lenguaje varían mucho con respecto al resto de géneros, adquieren un matiz más coloquial. Es el menos periodístico de todos ellos.

Lamono no contempla esta posibilidad.

Encuestas

Consiste en una pregunta cerrada que se hace al lector con un abanico de respuestas entre las que tiene que elegir. Están relacionadas con temas de actualidad. Al no conocer el perfil del votante, no son estudios científicos.

Se realizan de forma asíncrona y los resultados se actualizan de forma constante. Generalmente se ofrecen bajo la forma de porcentajes, lo que en ocasiones puede enmascarar un bajo índice de participación que sería más evidente con datos absolutos.

Se consideran un género dialógico por la posibilidad de interacción que ofrecen, aunque, en muchos casos, se utilizan como complemento de otros géneros.

Tampoco hemos encontrado reflejo de este género en el medio analizado.

 



 Descubra más sobre los géneros en:

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (1/3)

Los géneros ciberperiodísticos en Lamono Magazine (3/3)